Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne)

 

El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne) - pág.12

Indice General | Volver

Página 12 de 128


grandes borrascas, causando el mayor espanto en la comarca; en el centro, y con su
plataforma rodeada de almenas, un torreón con tres órdenes de ventanas de alféizares de
plomo, y cuyo primer piso hállase rodeado de circular terraza; sobre la plataforma álzase
un largo mástil de hierro adornado por una especie de veleta comida de moho, mirando
siempre al Sudeste, por efecto de algún violento huracán.
En cuanto a lo que encerraba el consabido muro, por mil partes quebrado, bien fuese
edificio habitable, accesible por puente levadizo o poterna, ignorábase de luengos años
atrás. En realidad, si bien el castillo de los Cárpatos se hallaba en mejor estado de lo que
parecía, estaba protegido ahora por el extendido terror supersticioso, con tanta eficacia
como en pasados tiempos lo estuviera por basiliscos, bombardas, culebrinas y demás
máquinas de artillería de otros siglos.
Y en verdad que bien merecía la pena de ser visitado el castillo de los Cárpatos por
turistas y anticuarios. Su situación en lo alto de la meseta de Orgall no puede ser más
bella. El panorama de montañas que se divisa desde la alta plataforma del torreón, es
sublime. Al fondo vense las ondulaciones de la elevada cordillera, que parece dibujada
caprichosamente, formando la frontera de Valaquia. Por delante abre su ruinosa garganta
el desfiladero de Vulcano, única vía de comunicación entre las provincias limítrofes. Al
otro lado del valle del Sil surgen las edificaciones de Livadzel, Lonyai, Petroseny y
Petrilla, agrupados y como asomándose a la abertura de los pozos que sirven para la
explotación de esta rica cuenca hullera. Y en los últimos planos del horizonte vislúmbrase
admirable y simétrica cadena de alturas y crestas cuyas bases están cubiertas de césped y
cuyas peladas cimas dominan los abruptos picos del Retyezat y del Paring . Por fin,
más allá del valle del Hatszeg y del río Maros, aparecen los lejanos perfiles, velados por
las brumas de los Alpes de la Transilvania Central.
En el fondo de aquel embudo y efecto de la depresión del terreno, formábase un lago,
en el que vertían sus aguas los brazos del Sil antes de abrirse paso al través de la
cordillera. Ahora dicha depresión no es más que una carbonera con sus ventajas e


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-128  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados