Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Problema en el mar (Agatha Christie)

 

Problema en el mar (Agatha Christie) - pág.10

Indice General | Volver

Página 10 de 14


.. esto es un asesinato.
-¿Qué es lo que está usted pensando exactamente, monsieur Poirot? -Habló con voz un poco jadeante.
-Estoy pensando en la puerta cerrada con llave.
La señorita Henderson consideró este extremo.
-No veo dificultad en eso. El asesino salió por la puerta, la cerró y se llevó la llave, para impedir que el asesinato fuera descubierto demasiado pronto. Fue una idea muy inteligente, porque no fue descubierto hasta las cuatro de la tarde.
-No, no, mademoiselle, no ha comprendido usted lo que quiero decir. No me preocupa cómo salió, sino cómo entró.
-Por la ventana, naturalmente.
-C´est possible. Pero le costaría trabajo poder pasar por ella y, además, no olvide que todo el tiempo hay gente paseándose por cubierta.
-Entonces, por la puerta -dijo la señorita Henderson, impaciente.
-Pero olvida usted, mademoiselle, que la señora Clapperton había cerrado la puerta con llave por dentro. La había cerrado antes de que el coronel Clapperton bajara a tierra esta mañana. El coronel intentó incluso abrirla... de modo que sabemos que estaba cerrada.
-Tonterías. Seguramente se atrancó y no movería el picaporte como es debido.
-Pero no se trata solamente de que lo diga él. Oímos a la señora Clapperton decir que había cerrado la puerta.
-¿Quiénes la oyeron?
-La señorita Mooney, la señorita Cregan, el coronel Clapperton y yo.
Ellie Henderson dio unas pataditas en el suelo con su bien calzado pie, permaneciendo en silencio durante unos segundos. Luego dijo en tono un poco irritado:
-Bueno, ¿y qué deduce usted de eso? Si la señora Clapperton pudo cerrar la puerta, supongo que también podría abrirla.
-Precisamente, precisamente. -Poirot volvió hacia ella su cara sonriente-. Y ya ve usted a dónde nos conduce este pensamiento. La señora Clapperton abrió la puerta y dejó entrar al asesino. Ahora bien, ¿es probable que abriera la puerta a un vendedor de collares cualquiera?
Ellie objetó:
-Puede que no supiera quién era. Puede que el asesino llamara a la puerta, ella se levantó y abrió; él, entonces, entró por la fuerza y la mató.
Poirot negó con un gesto.
-Au contraire. Estaba descansando tranquilamente en la cama cuando la apuñalaron.
La señorita Henderson clavó en él su mirada.
-¿Cuál es su teoría? -preguntó bruscamente.
Poirot sonrió.
-Bueno, parece como si ella conociera a la persona a quien dejó entrar, ¿verdad?
-¿Quiere usted decir -dijo la señorita Henderson, con voz un poco áspera- que el asesino es uno de los pasajeros?


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados