Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie)

 

La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie) - pág.10

Indice General | Volver

Página 10 de 145


.. Sí, eso es, una especie de unión. Usted y yo..., usted y yo... Pero ¿quién diablos es usted?
-Me llamo Hastings.
-Eso no es verdad. Ahora le recuerdo, usted es un tal Spencer Jones -y suspiró-. Mi querido Spencer Jones. Nos conocimos en Eton y Harrow, y hace cinco años que no nos veíamos. Lo que yo digo es que una cara es igual que otra. Si aquí hubiese varios chinos, no habría manera de conocer a ninguno por la cara -movió la cabeza y se bebió otro trago de champaña-. Ahora, fíjese usted; dentro de muchos años, cuando yo tenga setenta y cinco o más, se morirá mi tío y seré un hombre rico. Entonces podré pagar a mi sastre.
Se sonrió ante aquel pensamiento.
Había algo simpático en aquel joven. Un minúsculo y absurdo bigote era como una mancha en su redonda cara .
Me fijé en que Charlotte Adams le miró y que después de aquella mirada se levantó, despidiéndose de la concurrencia.
-Estoy muy satisfecha de que haya usted venido -dijo Jane-. A mí me gusta hacer las cosas de repente. ¿Y a usted?
-A mí, no -dijo miss Adams-. Me gusta planearlas perfectamente antes de hacerlas; eso suele evitar perjuicios.
Había algo desagradable en sus maneras.
-Bueno, de todos modos, los resultados lo justifican -rió Jane, y añadió-: No creo haberme divertido nunca tanto como esta noche con su actuación.
El rostro de la muchacha se aclaró.
-Es usted muy amable y le agradezco infinito sus palabras, pues necesito que me animen. Creo que todas las artistas lo necesitamos.
-Charlotte -dijo el joven del bigote-, despídete de los señores y da las gracias a tía Jane por la suculenta cena.
Una vez dicho esto, el joven se dirigió hacia la puerta, siendo realmente milagroso que lograse llegar a ella sin caer.
-¿Quién es ese para llamarme «tía Jane»? -dijo lady Edgware-. Es la primera vez que le veo.
Los Widburn se despidieron y Bryan Martin salió con ellos.
-Bueno, monsieur Poirot -dijo Wilkinson, sonriendo a mi amigo.
-¿Eh bien, lady Edgware?
-¡Por amor de Dios, no me llame usted así! Quiero olvidar con quién estoy casada. ¡Ah, es usted el hombre de peor corazón de Europa!
-Eso no, madame; yo no tengo mal corazón.
-Entonces irá usted a ver a mi marido y le pedirá lo que yo deseo, ¿verdad?


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-145  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados