Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare)

 

Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare) - pág.4

Indice General | Volver

Página 4 de 57



BENEDICTO.-Así marchase mi caballo con la rapidez de vuestra lengua y

mantuviese tan bien el aliento. Pero seguid vuestro camino, en nombre de Dios; he terminado.
BEATRIZ.-Siempre acabáis con un par de coces. Os conozco de antiguo. DON PEDRO.-He aquí el resumen de todo, Leonato: signior Claudio y vos, signior Benedicto, mi querido amigo Leonato nos invita a todos. Le he comunicado que nos quedaremos aquí un mes cuando menos y él desea cordialmente que algún acontecimiento prolongue nuestra estancia. Me atrevo a afirmar que no es hipócrita, sino que lo desea de corazón.
LEONATO.-Si lo jurarais, señor, no juraríais en falso. (A DON JUAN.) Permitidme que os dé la bienvenida, señor. Habiéndoos reconciliado con el príncipe vuestro hermano, os debo toda clase de atenciones.
DON JUAN.-Os lo agradezco. No soy hombre de muchas palabras, pero os lo agradezco.
LEONATO.-¿Place a vuestra gracia pasar el primero?
DON PEDRO.-Vuestra mano, Leonato; pasaremos a la vez.
Salen todos, menos BENEDICTO y CLAUDIO.

CLAUDIO.-Benedicto, ¿has reparado en la hija del signior Leonato?
BENEDICTO.-No he reparado en ella, pero la he mirado.
CLAUDIO.-¿No es una damita ingenua?
BENEDICTO.-¿Me preguntáis, como hombre honrado, mi parecer franco y sencillo, o queréis que os responda según mi costumbre, como enemigo declarado de su sexo?
CLAUDIO.-No, te ruego que me contestes con juicio sensato. BENEDICTO.-Pues, a fe, se me antoja demasiado bajita para un alto elogio, demasiado morena para un claro elogio y harto diminuta para un elogio grande.
Sólo puedo hacer de ella la siguiente recomendación: que si fuera otra de la que es, sería fea, y que no siendo sino como es, no me gusta.
CLAUDIO.-Piensas que estoy de broma. Te suplico me digas con franqueza lo que te parece.
BENEDICTO.-¿Queréis comprarla, que tomáis tantos informes de ella?
CLAUDIO.-¿Podría el mundo comprar semejante joya?
BENEDICTO.-Ya lo creo, y un estuche para encerrarla. Pero ¿habláis en tono serio, o representáis el burlón Jack, para contarnos que Cupido es un buen cazador de liebres y Vulcano un insigne carpintero? Vamos, ¿en qué clave hay que cantar para ir acorde con la canción?
CLAUDIO.-A mis ojos es la más encantadora dama que vi jamás.
BENEDICTO.-Yo veo todavía sin anteojos, y no advierto semejantes hechizos. He ahí a su prima, que, a no hallarse poseída de la cólera, la superaría en hermosura tanto como el primer día de mayo al último de diciembre.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-57  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados