Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El tercer piso (Agatha Christie)

 

El tercer piso (Agatha Christie) - pág.9

Indice General | Volver

Página 9 de 14



-No debiera dejar abierta la puerta del montacargas, señorita.
-No volveré a hacerlo -repuso Pat con un estremecimiento-. Alguien podría entrar y asesinarme como a esa pobre mujer de abajo.
-¡Ah!, pero no entraron por ahí -dijo el inspector.
-¿Quiere explicarnos lo que ha descubierto? -pidió Hércules Poirot.
-No sé si debiera hacerlo..., pero tratándose de usted, señor Poirot...
-Précisément -dijo Poirot-. Y estos jóvenes..., serán discretos.
-De todas maneras los periódicos lo divulgarán en seguida -continuó el inspector-. Y en realidad, no es un secreto. Bien, la mujer que ha sido encontrada muerta es la señora Grant. El portero la ha identificado. Una mujer de unos treinta y cinco años. Estaba sentada a la mesa y le dispararon con una pistola automática de poco calibre, probablemente alguien que estaba sentado ante ella. Cayó hacia delante y por eso manchó el tapete de sangre.
-¿Y nadie oyó el disparo? -preguntó Mildred.
-Dispararon con silenciador. No, nadie pudo oírlo. A propósito, ¿oyeron ustedes el chillido que lanzó la doncella al saber que su ama estaba muerta? No, eso demuestra la imposibilidad de que se oyera el tiro.
-¿Y la doncella no tiene nada que decir? -preguntó Poirot.
-Era su noche libre, y tenía una llave. Regresó a eso de las diez, todo estaba en silencio y pensó que su ama se había acostado.
-¿No miró en la salita?
-Sí, entró las cartas que habían llegado en el correo de la mañana, mas no viendo nada anormal..., ni más, ni menos, lo mismo que los señores Faulkener y Bayley. El asesino había escondido el cadáver detrás de las cortinas.
-Todo ello resulta bastante curioso, ¿no le parece?
A pesar de que Poirot habló en tono amable, su observación hizo que el inspector le mirara frunciendo el ceño.
-No querría que se descubriera el crimen hasta que tuviera tiempo de emprender la huida.
-Tal vez..., es posible... pero continúe lo que estaba diciendo.
-La doncella salió a las cinco. El doctor ha determinado que la señora Grant llevaba muerta... unas cuatro o cinco horas, ¿no es así?
El forense, que era un hombre de pocas palabras, se contentó con mover la cabeza afirmativamente.
-Y ahora son las doce menos cuarto. Yo creo que puede calcularse la hora con bastante exactitud.
Sacó una arrugada hoja de papel.
-Encontramos esto en el bolsillo del vestido de la interfecta. No teman tocarlo. No hay huellas digitales.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados