Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Otelo (William Shakespeare)

 

Otelo (William Shakespeare) - pág.34

Indice General | Volver

Página 34 de 61



OTELO ¿Así que me engaña?
YAGO ¡Vamos, general! Dejad ya eso.
OTELO ¡Fuera, vete! Me has puesto en el suplicio. Te juro que es mejor ser engañado que sospecharlo una pizca.
YAGO ¡Vamos, señor!
OTELO ¿Tenía yo noción de su furtivo deleite? Ni lo veía, ni me dolía, ni lo pensaba. Dormía cada noche, vivía feliz y confiado; en sus labios no veía los besos de Casio. Aquél a quien roban, si no advierte el robo, mejor que lo ignore, y así nada pierde.
YAGO Vuestras palabras me apenan.
OTELO Feliz habría sido pudiendo ignorarlo, aunque toda la tropa, hasta el último peon, gozase con su cuerpo. Ahora, ¡adiós para siempre al alma serena! ¡Adiós al sosiego! ¡Adiós a penachos marciales y a guerras grandiosas que enaltecen la ambición! ¡Adiós! ¡Adiós al relincho del corcel y a trompetas vibrantes, a tambores que enardecen y a pífanos que asordan, a regios estandartes y a todo el esplendor, gloria, pompa y ceremonia de la guerra! Y tú, mortífero bronce, cuya ruda garganta imita el fragor espantoso de Júpiter, ¡adiós! Otelo ya no tiene ocupación.
YAGO Señor, ¿es posible?
OTELO Infame, demuestra que mi amada es una puta; demuéstralo. Quiero la prueba visible o, por la vida perdurable de mi alma, más te habría valido nacer perro que hacer frente a mi furia desatada.
YAGO ¿A esto hemos llegado?
OTELO Házmelo ver o, por lo menos, demuéstramelo de modo que en la prueba no haya gancho ni aro en que colgar una duda o, ¡ay de ti!
YAGO Mi noble señor...
OTELO Como tú la calumnies y a mí me atormentes, no reces más; abandona tu conciencia, cubre de horrores la cima del horror, haz que llore el cielo y se espante la tierra, pues nada peor podrás añadir a tu condenac ión.
YAGO ¡Misericordia! ¡Que el cielo me asista! ¿Sois hombre? ¿Tenéis alma? ¿O raciocinio? Adiós. Quedaos con mi puesto. ¡Ah, desgraciado, que por afecto vuelves vicio la honradez! ¡Ah, mundo atroz! ¡Fíjate, fíjate, mundo! Ser honrado y sincero trae peligro. Os agradezco la lección, y desde ahora no quiero amigos, pues la amistad es dolor.
OTELO No, espera. Tú debes ser honrado.
YAGO Debiera ser listo, que la honradez es muy tonta y se arruina en sus afanes.
OTELO ¡Por Dios! Creo que mi e sposa es honesta y no lo creo; creo que tú eres leal y no lo creo.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-61  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados