Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare)

 

Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare) - pág.47

Indice General | Volver

Página 47 de 57


¡Ya lo creo! Y sé
lo que pesan hasta el último adarme: mocosuelos, baladrones, petimetres, que
mienten, adulan, befan, desacreditan y calumnian, y con trazas de bufón afectan

aires terribles y emplean una docena de términos de amenaza para explicar cómo
herirían a sus adversarios, si se atrevieran. ¡Y eso es todo!
LEONATO.-Pero hermano Antonio...
ANTONIO.-Vamos, esto no os compete: no os mezcléis en ello. Corre de mi

cuenta.
DON PEDRO.-Caballeros, no queremos excitar vuestro enojo. Mi corazón está

desolado por la muerte de vuestra hija; pero, por mi honor, que de nada fue
culpada que no estuviera cierta y verdaderamente probado.
LEONATO.-Señor, señor...
DON PEDRO.-No quiero oíros.
LEONATO.-¿No? Vamos, hermano, fuera de aquí. ¡Quiero que se me oiga!
ANTONIO.-¡Y se os oirá, o a alguno de vosotros ha de pesarle! (Salen

LEONATO y ANTONIO.)
Entra BENEDICTO.
DON PEDRO.-Mirad, mirad. Aquí viene el hombre a quien buscábamos.
CLAUDIO.-Hola, signior, ¿qué hay de nuevo?

BENEDICTO.-Buenos días, señor.
DON PEDRO.-Bienvenido, señor. Por poco llegáis a tiempo para intervenir casi
en una pendencia.

CLAUDIO.-Hemos estado a punto de que nos mascaran las narices dos viejos desdentados.
DON PEDRO.-Leonato y su hermano. ¿Qué te parece? De haber venido a las manos, no dudo de que hubiéramos sido demasiado jóvenes para ellos.
BENEDICTO.-A mala querella no hay valor verdadero. Venía en busca de los dos.
CLAUDIO.-Nosotros andábamos arriba y abajo buscándote, porque estamos de melancolía hasta el cogote y de buena gana nos sacudiríamos de ella. ¿Quieres hacer uso de tu ingenio?
BENEDICTO.-Lo llevo en la vaina de mi espada. ¿Tiro de él?
DON PEDRO.-¿Llevas tu ingenio al lado?
CLAUDIO.-Nunca se vio tal cosa, aunque hay muchos cuyo ingenio hay que dejar a un lado. Te mandaré desenvainar, como hacemos con los ministriles. Desenvaina para distraernos.
DON PEDRO.-A fe de hombre honrado que se le ve palidecer. ¿Estás enfermo
o enojado?
CLAUDIO.-¡Cómo! ¡Ánimo, hombre! Aunque de pesar se muere el gato, tú
tienes temple bastante para dar muerte al pesar.
BENEDICTO.-Señor mío, me encontraré con vuestro ingenio en el terreno, si es

a mí a quien se dirigen vuestros ataques. Os ruego mudéis de tema.
CLAUDIO.-Pues dadle entonces otra lanza; esta última se ha roto en astillas.
DON PEDRO.-Por esta luz, que se pone cada vez más pálido.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-57  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados