Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare)

 

Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare) - pág.40

Indice General | Volver

Página 40 de 57



LEONATO.-Fraile, te equivocas. Ya ves que todo el pudor que le queda consiste en no querer añadir a su condenación el pecado de perjurio. No lo niega. ¿A qué, pues, buscas una excusa para disimular lo que aparece en su propia desnudez?
FRAILE.-Señora, ¿quién es el hombre con el cual se os acusa?
HERO.-Lo sabrán quienes me acusan; yo no lo conozco. Si conociera a hombre alguno viviente más de lo que puede convenir a la castidad de una doncella, ¡que mis pecados no hallen redención! ¡Oh padre mío! ¡Probad que un hombre ha conversado conmigo a horas desusadas, o que anoche mantuve cambio de palabras con ser alguno, y repudiadme, odiadme, torturadme hasta la muerte!
FRAILE.-Los príncipes sufren alguna extraña equivocación.
BENEDICTO.-Dos de ellos son el honor personificado. Si su buena fe ha sido sorprendida, habrá que achacar el fraude a Juan el bastardo, cuyo ingenio se ocupa en fraguar vilezas.
LEONATO.-¡No lo sé! ¡Si han dicho de ella sólo la verdad, la harán trizas estas manos! ¡Si mancharon su honor con la calumnia, el más altivo de ellos tendrá que sentir! El tiempo no ha desecado tanto la sangre de mis venas, ni la edad embotado mi inventiva, ni la suerte agotado mis recursos, ni de tantos amigos me ha alejado mi mala vida; sino que hallarán despiertos para semejante empresa la fuerza de un brazo y la prudencia de un ingenio, medios eficaces y plantel de amigos para tomar venganza cumplidamente.
FRAILE.-Pausa un momento, y guiaos de mi consejo en esta ocasión. Los príncipes han dejado aquí a vuestra hija por muerta. Ocultadla algún tiempo secretamente y hacer correr la voz de que, en efecto, ha sucumbido. Simulad ostentación de luto; suspended del viejo panteón de vuestra familia un epitafio fúnebre y cumplid todos los ritos correspondientes a un entierro.
LEONATO.-¿A qué conducirá eso? ¿De qué podrá servir?
FRAILE.-¡Pardiez!, bien llevado hará que la calumnia se convierta en remordimiento. Esto no es ya poco; mas no es éste el fin que sueño por medio tan extraño; antes espero un gran parto de estos dolores. Muerta ella, como así hay que mantener, en el instante mismo en que se vio acusada, se la sentirá, se la tendrá compasión, y será disculpada por cuantos lo oigan; pues las cosas son así: jamás estimamos en su precio el bien de que gozamos; pero si lo perdemos, entonces es cuando exageramos su valía, cuando apreciamos su mérito, que no estimamos mientras nos perteneció.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-57  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados