Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare)

 

Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare) - pág.17

Indice General | Volver

Página 17 de 57


(Sale.)

DON PEDRO.-¡Por mí fe! ¡Es una dama agradable y risueña!
LEONATO.-La melancolía es elemento que entra poco en la constitución de su ser, señor. Nunca está seria, sino cuando duerme. Y aun no siempre, pues he oído decir a mi hija que, a menudo, soñando desventuras se ha despertado con risas.
DON PEDRO.-No puede sufrir que le hablen de esposo.
LEONATO.-¡Oh! ¡De ninguna manera! Se burla de todos sus pretendientes.
DON PEDRO.-Sería excelente mujer para Benedicto.
LEONATO.-¡Oh Dios, señor! Si estuvieran casados sólo una semana, se volverían locos de tanto hablar.
DON PEDRO.-¿Cuándo pensáis ir a la iglesia, conde Claudio?
CLAUDIO.-Mañana, señor. El tiempo marcha sobre muletas hasta que el amor cumpla todos sus ritos.
LEONATO.-No antes del lunes, querido hijo, que será justamente dentro de una semana. Y aun así, tiempo harto brevísimo para tener todas las cosas conforme a mi deseo.
DON PEDRO.-Vamos, movéis la cabeza a tan larga demora; pero os garantizo, Claudio, que el tiempo no ha de hacérsenos pesado. Me propongo, en el ínterin, acometer uno de los trabajos de Hércules, que ha de consistir en hacer que el signior Benedicto y la señora Beatriz sostengan una montaña de afección mutua. Ardo por verlos casados, y no dudo que lo he de lograr si vosotros tres me suministráis no más que la ayuda tal como yo os ordene.
LEONATO.-Señor, me tenéis a vuestro lado, aunque me cueste pasar diez noches en vela.
CLAUDIO.-Y yo, señor.
DON PEDRO.-¿Y vos también, gentil Hero?
HERO.-Señor, desempeñaré cualquier cometido adecuado para ayudar a mi
prima al logro de un buen marido.

DON PEDRO.-Y Benedicto no es el marido de menos esperanzas que yo conozco. Puedo alargarme en elogios respecto de él; es de noble linaje, de acreditado valor y honradez reconocida. Os enseñaré cómo habéis de preparar el ánimo de vuestra prima para que se incline al amor de Benedicto. Y yo, con vuestra doble ayuda, me las arreglaré con Benedicto de modo que, a despecho de su espíritu cáustico y de su mal genio repulsivo, se prende de Beatriz. Si logramos esto, Cupido ya no será arquero, y su gloria nos pertenecerá, pues nos quedaremos por únicos dioses del amor. Venid conmigo y os explicaré mi plan. (Salen.)

Escena II
Otro aposento en la casa de Leonato. Entran DON JUAN y BORACHIO.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-57  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados