Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare)

 

Mucho ruido y pocas nueces (William Shakespeare) - pág.16

Indice General | Volver

Página 16 de 57



DON PEDRO.-A fe, señora, creo que es verdad vuestra descripción; aunque puedo jurar que, si es así, su recelo es infundado. Ved, Claudio: he hecho la corte a Hero en nombre tuyo, y la he conseguido. Hablé ya con su padre, y obtuve su
buena voluntad. ¡Fija, por lo tanto, el día de la boda, y que Dios te haga feliz! LEONATO.-Conde, tomad a mi hija, y con ella mi fortuna. ¡Su gracia ha concertado el matrimonio, y todas las gracias digan amén!
BEATRIZ.-Hablad, conde; os toca el turno.
CLAUDIO.-El silencio es el mejor heraldo de la alegría. Fuera bien poca mi

felicidad si pudiera decir cuánta es. Señora, soy tan vuestro como vos sois mía.
¡Me entrego por completo a vos y desvarío por el cambio!
BEATRIZ.-Habla, prima; y, si no puedes, ciérrale la boca con un beso, y que él

no hable tampoco.
DON PEDRO.-A fe, señora, que tenéis el corazón gozoso.
BEATRIZ.-Sí, señor; y le estoy agradecida al pobre orate por mantenerse a

sotavento de los cuidados. Mi prima le dice al oído que le lleva en el corazón.
CLAUDIO.-Y así es, prima.
BEATRIZ.-¡Dios mío! ¡Parentesco por matrimonio! Todo el mundo se casa aquí

menos yo que me quedo a la luna de Valencia. Ya puedo sentarme en un rincón y gritar: ¡Eh! ¡Venga un marido!
DON PEDRO.-Yo os hallaré uno, señora Beatriz.
BEATRIZ.-Preferiría que me lo hubiese hallado vuestro padre. ¿No tiene vuestra
gracia ningún hermano que se le parezca? Vuestro padre supo hacer excelentes
maridos, si una doncella pudiese dar con ellos.

DON PEDRO.-¿Me queréis a mí por tal, señora?
BEATRIZ.-No, señor; a menos que me sea permitido tener otro para los días de
trabajo. Vuestra gracia es demasiado lujoso para llevarse todos los días. Pero,

por favor, perdóneme vuestra gracia. He nacido para estar siempre risueña y no
hablar en serio.
DON PEDRO.-Vuestro silencio es lo que más me ofende, y la alegría, lo que

mejor os sienta, pues, no cabe duda, debisteis de nacer en una hora alegre.

BEATRIZ.-No, por cierto, señor, que mi madre gritaba; pero había a la vez una
estrella que bailaba, y yo nací bajo su influjo. ¡Dios os conceda alegría primos!
LEONATO.-Sobrina, ¿queréis poner atención en las cosas que os he dicho?
BEATRIZ.-Imploro vuestra merced, tío. Con el perdón de vuestra gracia.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-57  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados