Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Calila y Dimna (Anónimo)

 

Calila y Dimna (Anónimo) - pág.203

Indice General | Volver

Página 203 de 218


»
Dijo el otro simio: «Yo oí un homne encantador en Fulán lugar en esta isla, cerca de la cueva de una serpenta negra; et yo conosco e creo que la ha muerta. Et yo iré a la cueva, e entraré en ella, et si fallare la serpente muerta, tomaré su celebro e aducir te lo he.» Dijo el simio sarnoso: «Si pudiere ser, faz lo, ca me farás en ello grant merced, e habrás por ello buen galardón de Dios.» Et fuese el simio, e llegó a la cueva, e era muy ancha, et vido el rastro de los encantadores, et non dubdó que la serpiente era muerta, et desque fue adelante falló la serpenta viva, e saltó a él e tragólo.
«Et yo non te di este ejemplo si non por que sepas quel homne entendido, maguer grant nescesidat haya, non le conviene que meta su alma a peligro, buscando la melecina en los lugares donde se teme la enfermedat que nunca habrá melecina.» Dijo la fembra: «Entendido he lo que dejiste, mas non puede ser que yo non vaya a aquella isla, ca non has que temer en ir yo a aquel lugar, ca es pro de nuestros pollos, e guarda de toda ocasión.» Dijo el marido: «Pues que éste es tu acuerdo, non lo fagas saber a ninguno lo que tenemos en corazón de facer, ca dicen los sabios: «Comienzo de todo bien es el buen entendimiento, et la señal del buen entendimiento es celar la poridat.» Desí fuese la fembra al zarapico, que era en la mar buena pieza, et fizo le saber lo que tenía en corazón ella e su marido de mudar se en aquel piélago de aquellos peces e aquel cañaveral e aquel apartamiento en aquel lugar tan apartado e tan seguro. Et díjole: «Si pudieres guisar que seas y con nosotros, con consentimiento de mi marido e con su placer, fazlo.»
Et el zarapico hubo grant sabor de aquel lugar, e quiso ser cerca de la garza fembra por el amor que había entre ellos, et díjole: «¿Por qué demandaré yo licencia de tu marido para esto? Ca él non ha mayor derecho en aquel lugar que yo, que es piélago comunal a él e a todos, et tamaña parte habemos nos allí como él, o más.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 201 202 203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-218  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados