Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Calila y Dimna (Anónimo)

 

Calila y Dimna (Anónimo) - pág.24

Indice General | Volver

Página 24 de 218


Temí me de la non poder sofrir e non osé fincar en el estado en que estaba. Desí pensé en asmar cuál era más fuerte cosa: en me temer de non poder sofrir la religión e la vida que le pertenesce por el desabor e por el angostura que en ella ha, e en lo que contesce al seglar de tribulaciones. E vi que non es ningunt sabor nin deleite en este mundo que se non torne en desabor et que non sea con dolor. Onde el mundo tal es como el agua salada, que cuanto más el homne bebe della, tanto más sed mete. Et es tal como el hueso en que el can falla que se le quebrantan las encías et revienta la sangre, e cuanto más roe tanto más sangre le sale. Et es tal como el milano que busca la carne, et después que la tiene, ayúntanse las aves a él e non cesa de fuir e de trabajar fasta que gela facen echar después que la falla con trabajo. Et es atal como la jarra de la miel, que yace en ella en su fondón muerte supitaña. Et es tal como los sueños del que duerme, que le facen alegría en soñando, e cuando despierta pierde el sabor por que non falla nada. Et es tal como el relámpago que alumbra un poco e vase luego, e queda el que lo atiende en tiniebla. Et es atal como el gusano del sirgo, que cuanto más teje sobre sí, tanto más se aluenga de la vida.
Et cuando pensé en estas cosas et torné en mi escoger la religión e me enclinar a ella, contradije me, et dije: «Esto non vale cosa, fuir del siglo a la religión e de la religión al siglo.» Et si yo pensare en la estrechura de la religión, seré cada día movedizo. Et sería en esto tal como un alcalde de Marne, que oyó a un abogado que llegó antél, e libróle lo que pidió luego; et después oyó al otro e libró contra el primero. Et pensé en la laceria e en la angostura de la religión e dije así: «¡Oh, qué pequeña es esta laceria para haber por ella la folgura perdurable!» Et pensé en los deleites deste mundo de que ha sabor el ánima e dije: «¡Oh, cómo esto es agora más fuerte de que lleva al ánima a la pena perdurable!» Et dije: «Non debe homne tener por dulce una poca de dulzor que trae grant amargura».


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-218  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados