Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Cinco Semanas en Globo (Julio Verne)

 

Cinco Semanas en Globo (Julio Verne) - pág.69

Indice General | Volver

Página 69 de 207


Un viento bastante fuerte, que
soplaba a trescientos pies del suelo, impelía al Victoria hacia el norte-noreste. Encima del
globo, la bóveda azulada estaba límpida, pero resultaba abrumadora.
Hacia las ocho de la noche, los viajeros se encontraron a 320 40´ de longitud y 40 17´ de
latitud. Las corrientes atmosféricas, bajo la influencia de una tormenta próxima, los
empujaban a una velocidad de treinta y cinco millas por hora. Pasaban rápidamente bajo
sus pies las llanuras onduladas y fértiles de Mfuto. Los aeronautas admiraron aquel
espectáculo.
-Nos hallamos en pleno país de la Luna -dijo el doctor Fergusson-. Sin duda ha
conservado este nombre que le dio la antigüedad, porque en él siempre se ha adorado a la
Luna. Es verdaderamente una comarca magnífica, y difícilmente se encontraría en el
mundo otra vegetación más bella.
-Si se la encontrase cerca de Londres -respondió Joe-, no sería natural, pero sí muy
agradable. ¿Por qué tales bellezas están reservadas a países tan bárbaros?
-¿Quién sabe -replicó el doctor- si no se convertirá algún día esta comarca en el centro
de la civilización? Tal vez se establezcan aquí los pueblos del futuro, cuando, extenuadas,
las regiones de Europa no puedan ya nutrir a sus habitantes.
-¿Tú crees? -preguntó Kennedy.
-Sin duda, mi querido Dick. Observa la marcha de los acontecimientos; considera las
migraciones sucesivas de los pueblos y llegarás a la misma conclusion que yo. ¿No es
verdad que Asia es la primera nodriza del mundo? Por espacio tal vez de cuatro mil años,
trabaja, es fecundada, produce, y después, cuando no se ven mas que piedras donde antes
brotaban las doradas mieses de Homero, sus hijos abandonan aquel seno agotado y mar-
chito. Entonces se dirigen a Europa, joven y vigorosa, que los está alimentando desde
hace ya dos mil años. Pero su fertilidad se agota; sus facultades productoras disminuyen
de día en día; esas enfermedades nuevas que atacan cada año los productos de la tierra,
esas malas cosechas, esos recursos insuficientes, todo ello es indicio cierto de una
vitalidad que se altera, de una extenuación próxima. Así es que ya vemos a los pueblos
precipitarse a los turgentes pechos de América, como a un manantial que no es
inagotable, pero que aún no está agotado. A su vez, el nuevo continente se hará viejo: sus


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-207  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados