Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne)

 

El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne) - pág.23

Indice General | Volver

Página 23 de 128


camiseta bordadada de hilo rojo en el coleto, en los puños y en los hombros, su falda
sujeta con un cinturón de hebillas de plata, su «catrinza,», doble delantal de rayas azules
y rojas, anudado a la cintura, sus botitas de cuero color de avellana, y con el ligero
panuelo a, la cabeza, dejando al viento sus largas trenzas, adornadas con una cinta o una
monedita.
Sí: Miriota era una hermosa joven, y rica por añadidura, en aquel pueblecillo perdido en
el fondo de los Cárpatos. ¿Mujer de su casa? Sin duda dirige admirablemente la casa de
su padre. ¿Instruida? ¡Bah!... Educada en la escuela del maestro Hermond, sabía leer,
escribir y contar con corrección; pero no ha pasado de ahí, ni hace falta. En cambio, nada
nuevo podía aprender en lo referente a las fantásticas leyendas del país. Sabía de esto
tanto como su maestro. Sabía la leyenda de Leany-Kö «el peñasco de la Virgen», donde
una joven princesa, un si es o no es fantástica, escapa a las persecucion,es de los tártaros;
la leyenda de la gruta del dragón, en la hondonada de la Cuesta del Rey; la de la Fortaleza
de Deva, construida en los tiempos de las hadas; la leyenda de la Detunata, la herida del
rayo, célebre montaña basáltica, semejante a un gigantesco violín de piedra, y cuyo
instrumento toca el diablo en las noches de tormenta; la leyenda del Retyezat, con su
cima arrasada por un sortilegio, y la del desfiladero de Thorda, abierto de una estocada de
San Ladislao. Confesaremos que Miriota rendía entera fe a semejantes fábulas, sin dejar
de ser por esto una encantadora joven, y tal les parecía a muchos mozos del país, y esto
sin tener en cuenta que era la única heredera del biró Koltz, primera autoridad de Werst.
Pero era inútil cortejarla: ¿acaso no era ya la prometida de Nicolás Deck?
Era Nicolás Deck, o, por mejor decir, Nic Deck, un bizarro tipo rumano. Veinticinco
años, buena estatura, complexión vigorosa, alta la cabeza, cabello negro que cubre el
kolpak blanco; franca mirada, actitud resuelta bajo su traje de piel de cordero, bordado en
las costuras y bien ajustado a sus piernas finas, verdaderas piernas de ciervo, y de airoso
continente. Era guardabosque de un distrito; es decir, casi tan militar como civil.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-128  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados