Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne)

 

El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne) - pág.15

Indice General | Volver

Página 15 de 128


facción del salteador, y obró muy prudentemente, porque Rosza Sandor acabó por caer en
manos de la policía, que se contentó con encerrarle en la prisión de Szamos-Uyvar.
Por el distrito corrió la versión, muy autorizada, de que el barón Rodolfo había sido
muerto en un encuentro de Rosza Sandor con los carabineros de la frontera. No había tal
muerte, aunque nadie dudase de ella por no haber aparecido el barón en la comarca desde
aquella época; y es preciso tener en cuenta lo crédula que era la población en sus
supuestos.
Castillo desierto, castillo fantástico... Las vivas y ardientes imaginaciones pobláronle
pronto de fantasmas, de espíritus que se albergaban en aquél a las altas horas de la noche.
Cosas son éstas que suceden frecuentemente en muchas comarcas de Europa, entre las
que Transilvania debe ocupar el primer lugar.
Además, ¿cómo aquella aldea de Werst hubiera podido romper con sus creencias en lo
sobrenatural? El cura y el maestro enseñaban estas fábulas con tanto más empeño, cuanto
que ellos mismos las creían a pies juntillos. Afirmaban, con pruebas en ápoyo de sus
afirmaciones, que los vampiros lanzan gritos de andriagos, beben sangre humana; que los
staffii andaban errantes por las ruinas, convirtiéndose en malhechores si se olvida darles
de comer y beber todas las noches. Hay hadas, babes, de las que es preciso guardarse el
martes y viernes, días nefastos de la semana, Aventuráos, pues, en las profundidades de
los bosques del distrito, bosques encantados donde se ocultan los balauri, dragones
gigantes cuyas mandíbulas llegan a las nubes; los zmei, de alas desmesuradas, que se
llevan a las mujeres lindas, sin distinción de categorías. Existen, pues, tantos monstruos
feroces. ¿No hay algún genio del bien que, según la imaginación popular, contrarreste las
malas artes de aquéllos? Sí, por cierto. La serpi de casa, serpiente del hogar doméstico,
que vive en las casas y cuya influencia saludable compra el aldeano, nutriéndola con la
mejor leche.
Ahora bien: ¿qué mejor albergue para todos aquellos seres de la mitología rumana que
el castillo de los Cárpatos? Sobre aquella planicie aislada, sólo accesible por la parte
izquierda de la garganta de Vulcano, no era dudoso que albergase dragones, hadas y
endriagos, como también acaso los espíritus de algunos individuos de la familia de los


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-128  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados