Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne)

 

El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne) - pág.14

Indice General | Volver

Página 14 de 128


A mediados del siglo actual, el último representante de los señores de Gortz era el
barón Rodolfo. Nacido en el castillo de los Cárpatos, había visto a su familia irse
extinguiendo alrededor suyo durante su juventud, y a los veintidós años se encontró solo
en el mundo. Todos los suyos habían ido cayendo, año tras año, cual las ramas del haya
secular cuya existencia tan unida se hallaba, según la superstición pública, a la existencia
misma del castillo. Sin parientes y casi sin amigos, ¿qué iba a hacer el barón Rodolfo
para llenar aquel inmenso vacío que la muerte dejó en torno suyo? ¿Cuáles eran sus
aficiones, sus inclinaciones y aptitudes? Nada de esto se sabía, como no fuese la pasión
irresistible que sentía por la música, y muy especialmente por los grandes artistas líricos
de su época. Así que, después de haber confiado la guarda del castillo, ya muy
deteriorado, en manos de algunos viejos servidores, un día desapareció de allí. Más tarde
se supo que dedicaba su fortuna, bastante considerable, a recorrer los principales centros
líricos de Europa, los teatros de Alemania, Francia e Italia, donde podía saciar su
infatigable fantasía de dilettante. ¿Acaso era un excéntrico; por no decir un
monomaníaco? Lo extraño de su vida daba lugar a creerlo así.
Sin embargo, el recuerdo de su país natal no se había borrado del corazón del joven
barón de Gortz, ni olvidó su patria en medio de sus lejanas peregrinaciones. Tanto fue así,
que volvió a Transilvania a tomar parte en una de las sangrientas revueltas de los
rumanos contra la opresión húngara.
Los descendientes de los antiguos dacios fueron vencidos, y su territorio repartido entre
los vencedores.
A continuación de esta derrota, el barón Rodolfo abandonó definitivamente el castillo
de los Cárpatos, que empezaba a amenazar ruina por algunas partes. La muerte no tardó
en privar a aquel dominio de sus últimos servidores, y fue desalojado del todo. En cuanto
al barón, de Gortz, empezó a correr el rumor de que se había unido patrióticamente al
famoso Rosza Sandor, antiguo salteador de caminos, y al que la guerra de la
independencia había elevado al rango de un protagonista de drama.
Muy felizmente para él después de la lucha, Rodolfo de Gortz se había separado de la


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-128  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados