Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne)

 

El Castillo de los Cárpatos (Julio Verne) - pág.9

Indice General | Volver

Página 9 de 128


¡Pues es verdad! Alcanza más que mis ojos... Allí está la calle Mayor.
Reconozco a las personas... Veo a Nic Deck, el guarda que vuelve de su ronda, con la
mochila a la espalda y la carabina al hombro.
-¡Cuando yo os lo decía! observó el buhonero.
-Sí, sí. Nic es, añadió el pastor. ¿Y quién es aquella mujer que sale de casa del amo
Koltz, con falda roja y corpiño negro, como si fuese al encuentro de Nic?
-Mirad atentamente, y reconoceréis a la muchacha, como habéis reconocido a Nic.
-¡Ah! sí ... ¡Es Miriota! ... ¡La bella Miriota! ... ¡Ah!. .. ¡Los novios! ... Esta vez tienen
que andar con cuidado, porque yo los tengo al alcance de mis ojos, y no pierdo ninguna
de sus carantoñas.
-¿Y qué decís de este aparato?
-¡Ah! Que hace ver desde muy lejos.
El asombro de Frik al coger por primera vez un anteojo para mirar la aldea Werst,
indicaba lo atrasado que este pueblo se encontraba. Si esto era o no verdad, bien pronto lo
veremos.
-Pastor, dijo el mercader: seguid, seguid mirando... Más allá de Werst. Este pueblo está
muy cerca... ¡Mirad mucho más allá! ...
-¿Y tampoco me costará nada?
-Tampoco.
-Bueno.. . Voy a mirar hacia el Sil -húngaro... Sí; allí está el campanario de Livadzel...
Le conozco por la cruz, a la que le falta un brazo. . . Más allá, en el valle, entre los abetos,
veo el campanario de Petroseny, con su gallo de hoja de lata, con el pico abierto, como si
llamara a las gallinas... ¡Calle! ... Y allí abajo.. . veo una torre que scobresale por entre los
árboles... Debe de ser la torre de Petrilla. Vaya, voy a seguir mirando, porque supongo
que el precio será siempre el mismo...
-El mismo, pastor.
Frik miraba entonces hacia la llanura de Orgall; siguió después contemplando la
sombría masa de los bosques situados sobre las vertientes del Plesa, y enfocando el obje-
tivo a la lejana silueta del castillo, exclamó:
-Sí ... la cuarta rama está en tierra ... La había visto bien. .. Nadie irá a recogerla para
hacer una tea la noche de San Juan. Nadie irá... Ni yo... Sería arriesgar el cuerpo y el
alma. Pero hay uno que la recogerá esta noche, para llevarla al fuego del infierno.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-128  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados