Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Robin Hood (Anónimo)

 

Robin Hood (Anónimo) - pág.18

Indice General | Volver

Página 18 de 48


con aquella situación.
-Señores, creo que se debe enviar un mensajero que anuncie el perdón a Feldon y a los que,
como él, se refugiaron en el castillo. . .
-¡Pero estáis loco, Hugo! -interrumpió con furia Guy de Gisborne.
-¡Calma, escuchadme! Debéis ordenar el perdón de Feldon y de todos vuestros vasallos que
han ido engrosando las filas de Robin. Mandad que todas las mujeres a hijos de los rebeldes sean
llevados a las murallas del castillo. Si esos rebeldes no aceptan el perdón que les concedéis, sus
familias serán ejecutadas. Os aseguro que las esposas convencerán por sí mismas a sus maridos.
-Sois un verdadero genio, Hugo -exclamó Guy de Gisborne.
Los acontecimientos se desarrollaron tal y como había previsto el astuto Hugo de Reinault. Un
mensajero anunció las condiciones a las puertas del castillo de Sherwood.
Cuando los desertores del señor de Gisborne vieron a sus esposas y a sus hijos pidiéndoles que
depusieran su actitud para salvarse, no tuvieron fuerza moral para mantener la lucha.
El primero en enternecerse fue Feldon.
-Señor Fitzwalter, he de ir con los míos. Aunque todo sea una patraña, aunque luego me maten,
debo intentar salvarlos.
-Nosotros lo seguiremos -dijeron otros.
Robin intentó convencerlos de que no lo hicieran, de que sin duda era una trampa.
-No sólo ajusticiarán a vuestras familias, sino a vosotros mismos. El señor de Gisborne no
olvida. Nunca os perdonará -les decía Robin.
Todo fue inútil. Los hombres no podían dejar de oír las voces de sus esposas. Se les rompía el
corazón.
Pronto, los primeros en salir pudieron estrechar a los suyos sin que les ocurriera nada. Muchos
siguieron su ejemplo.
Robin se quedó con un puñado de hombres. Así no podían seguir resistiendo en el castillo
sitiado.
-Tenemos que salir de aquí para salvar nuestras vidas -les dijo a sus hombres-. Pero no nos
entregaremos al enemigo. Iremos al bosque de Sherwood. Lo conozco como la palma de mi
mano. No se atreverán a internarse en él. Os lo aseguro.
Aprovecharon la noche para salir sigilosamente por la puerta trasera del castillo.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados