Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Metafísica (Aristóteles)

 

Metafísica (Aristóteles) - pág.64

Indice General | Volver

Página 64 de 365


menos que la mónada y el punto. Por medio de ellos el cuerpo es
determinado y, al parecer, es posible que existan independientemente del
cuerpo; pero sin ellos la existencia del cuerpo es imposible. Por esta
razón, mientras que el vulgo y los filósofos de los primeros tiempos
admiten que el ser y la sustancia es el cuerpo, y que las demás cosas son
modificaciones del cuerpo, de suerte que los principios de los cuerpos son
también los principios de los seres, filósofos más modernos (139), y que
se han mostrado verdaderamente más filósofos que sus predecesores, admiten
por principios los números. Y así, como ya hemos visto, si los seres en
cuestión no son sustancias, no hay absolutamente ninguna sustancia, ni
ningún ser, porque los accidentes de estos seres no merecen ciertamente
que se les dé el nombre de seres.
Sin embargo, si por una parte se reconoce que las longitudes y los
puntos son más sustancias que los cuerpos, y si por otra no vemos entre
qué cuerpos será preciso colocarlos, porque no es posible hacerlos entre
los objetos sensibles, en este caso no habrá ninguna sustancia. En efecto,
evidentemente estas no son más que divisiones del cuerpo, ya en longitud,
ya en latitud, ya en profundidad. Por último, toda figura, cualquiera que
ella sea, se encuentra igualmente en el sólido, o no hay ninguna. De
suerte que si no puede decirse que el Hermes existe en la piedra con sus
contornos determinados, la mitad del cubo tampoco está en el cubo con su
forma determinada, y ni hay siquiera en el cubo superficie alguna real.
Porque si toda superficie, cualquiera que ella sea, existiese en él
realmente, la que determina la mitad del cubo tendrían también en él una
existencia real. El mismo razonamiento se aplica igualmente a la línea, al
punto y a la mónada. Por consiguiente, si por una parte el cuerpo es la
sustancia por excelencia; si por otra las superficies, las líneas y los


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-350   351-365  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2012 Acanomas Networks. Todos los derechos reservados