Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela)

 

San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela) - pág.28

Indice General | Volver

Página 28 de 198


Mírate en el espejo y haz lo posible para no huir, mantente firme, que nadie diga que llevas cagado el camisón del alma, eres tan pobre que sólo el tiempo es tuyo pero al tiempo el peor día te lo roban y entonces te quedarás tan indefenso como un pichón recién nacido, te extraña la verdad y el nombre que tiene la verdad (impronunciable), te extraña la evidencia y el raro nombre que tiene la evidencia (esta mujer que huele a sebo o cualquier otra), te extraña todo y no sabes cómo lla­mar a tu extrañeza, a veces se encuentra mucho consuelo silbando, hay gente muy distinguida que cuando tiene sarna dice tengo una ligera picazón, ¡sí, sí, picazón!, ¡lo que tiene usted es un sarnazo que no se lame!, le conviene ir a confesarse cuanto antes, debe evitar que la sarna empiece a comerle la conciencia, después tiene todo peor arreglo, tam­bién tú debes evitar que esta mujer se te quede muerta en la cama aunque no seas tú quien la mate, las explicaciones son siempre enojosas y con frecuencia no las cree nadie, absolutamente nadie, en las familias siempre hay un hermano mayor que coloca rollos a la hora del almuerzo y habla con despotismo a la familia, su mujer es gorda y va camino de ser aún más gorda todavía, más vale tener que desear y lo que hay es mucha muerta de hambre y mucha golfa suelta, ¿me invitas a un blan­co?, no puedo, estoy con la cara, ¿y en qué te has gastado las dos pese­tas?, ¿y a ti qué leche te importa?, dispensa, todo son manías, los toros sí, los gatos no, los perros sí, los loros no, los caballos sí, los corderos no, métete esta idea en la cabeza, no es prudente que mates a esta odiosa mujer hedionda. Entonces fue don Gerardo y la dijo dice escucha nena si te arrancas contra ese cura que parece un canónigo te doy diez duros como diez soles, ¡para ti para siempre!, y ella ¿qué dijo?, nada, no dijo ni mu, la Conchita es medio pavisosa ya sabes es como medio gilí, ¡anda que si da con la Ginesal, ¡y tú que lo digas!, ¡qué vergüenza!, ¡hay que fastidiarse y qué habilidad se dan algunas para pringar las ocasiones!, en fin, ¡cada cual sabe de lo suyo!, la Conchita es doncella en casa de Maripi y no putea más que los domingos por la tarde y eso para ayudarse un poco, nada más que para ayudarse un poco, comprarse un bolsito o un par de medias o un frasco pequeño de Maderas de Oriente que es un perfume muy voluptuoso y delicado, etc., a Conchita no le gustó la broma del cura, bueno está lo bueno, Conchita no es muy decente nadie dice que sea muy decente pero sí es religiosa y respetuosa, ¡no hay que confundir! A las siete de la mañana la estación del Norte es un hervidero de excursionistas que van a la sierra a respirar aire puro, los jóvenes de ambos sexos de los partidos de extrema izquierda, socialistas y comu­nistas, llevan camisa blanca y pañuelo rojo al cuello y cantan el Chíbiri, la gente les llama los chíbiris, los domingos en el campo los chíbiris hacen gimnasia sueca, meriendan tortilla de patatas y vino tinto, cantan hasta enronquecer y al final joden un rato y discretamente, algunos hacen la instrucción, comentan textos clásicos del marxismo y se sien­ten vagamente depositarios de las esencias revolucionarias, ¿no viene la Engracia?, no, han detenido al padre, tal señor Ramón?, sí, ¡qué vergüenza detener a un republicano de toda la vida honrado y traba­jador!, la Engracia es empaquetadora en una fábrica de somiers y miem­bro activo de las JSU, la Engracia es joven y garrida, saludable y román­tica, no muy guapa (tampoco fea) pero sí muy ilusionada y abnegada, la Engracia tiene madera de heroína, en España hay muchas Agustinas de Aragón lo que pasa es que no se conocen, la Engracia sueña con una España de niños fuertes y gorditos, con una España sin analfabetos ni obreros parados ni explotadores, yo sé bien que habrá que sacrificar muchas cosas y por lo menos una generación o dos pero la revolución bien merece la pena intentarla, ¡nuestro pueblo no puede vivir sin hori­zontes! El gluglú de las tripas de Magdalena Inmaculada Múgica es ya alarmante, lo probable es que a Magdalena Inmaculada Múgica se le escape una ventosidad aun sin querer, ¡es el colmo!, tú sacudes a Magdalena de un hombro para que se despierte, ¿qué pasa?, nada que a ver si paran de cantarte las tripas, ¡ay hijo qué ganas tienes de marear!, ¿por qué no me dejas dormir tranquila?, no, no la mates, pégale en la boca pero no la mates, pégale lo justo, nada más que lo justo, midiendo el golpe y procurando que no se te vaya la mano, Magdalena Inmaculada Múgica tiene una amiga tangerina que alrededor del ombligo y todo en redondo como un reloj lleva unas palabras tatuadas Vivre libre ou mourir, ¡qué idea!, Magdalena no tiene tatuajes pero sí cicatrices, mataduras y moraduras, cicatrices de dos cesáreas y de varios diviesos, mataduras de color de rosa con puntos de verdín, moraduras de bocados de los putófa­gos, el caso es poder reconocer con facilidad los cadáveres, a la gente debieran tatuarle un número en la espalda para que no pudiera escapar jamás, mírate en el espejo si te da la gana, haz lo que te dé la gana pero sin hacer muecas, al alma no se le pueden pintar bigotes y cuernos como a los santos de Mundo Gráfico y del Blanco y Negro, Merle Oberon, el gen­eral Graziani, Peter Lorre, los alumnos de la escuela de artes y oficios indígenas de Tetuán, etc.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-198  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados