Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela)

 

San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela) - pág.21

Indice General | Volver

Página 21 de 198


Guillermo Zabalegui, escarmentado de entrar a pelo y sacarla pringada, se tomó sus precau­ciones y desde aquella blenorragia memorable no volvió a ir de golfas sin condón, Zabalegui se compra los condones por docenas en La Ideal, Jardines 23, una tiendecita misteriosa que tiene un dependiente medio sordo y medio marica, más bien marica del todo, que había sido hermano de la Doctrina Cristiana y con el que no es fácil entenderse, ¿el Matiítas?, el mismo, ¿lo conoces?, ¡no voy a conocerlo!, al Matiítas lo tiene emplea­do mi tío Esteban el ciego para que le lea novelas todas las noches, desde las diez o diez y media hasta las doce y media o una, mi tío Esteban dice que tiene voz de grillo pero no encuentra otro, el Matiítas es obediente y humilde y cuando mi tío Esteban lo insulta y hasta se caga en su madre él baja la vista y guarda silencio mientras le hace cortes de mangas impunes, cortes de mangas que mi tío ni ve, al Matiítas le gusta mucho la novela Por amor y por bondad de M. W Hungerford que viene publi­cando el Blanco y Negro, la joven se arrodilló delante de su suegra, emo­cionada y asustada de su propia audacia, y trató de separar las manos de lady Rodney del rostro de la dama, Matiítas cuando termina de leerle a don Esteban su ración de cada noche se va a dar una vuelta por el Botánico a ver cómo las pajilleras satisfacen cabritos transeúntes, ¡la calle es de todos, caballero!, ¡yo no hago daño a nadie sentado en un banco!, ¡no, si el que le va a hacer daño soy yo, de la hostia que voy a endiñarle si no se larga! En Los Caracoles hace dos o tres noches hubo sus más y sus menos entre unos obreros andaluces de la UGT y un grupo de falangistas, los guardias no llegaron antes de que se deslo­masen pero sí antes de que se matasen, que ya es algo, las francesas estaban muy emocionadas y contentas asomadas al balcón y aplaudien­do. Don Vicente Parreño y don Lucio Martínez Morales son ambos a dos clientes de la misma hembra, María Inés la Cordobesita que fue modelo de pintores famosos y amante de toreros de tronío y que todavía guarda algún que otro resto de sus antiguas y pujantes grandezas, don Vicente y don Lucio, sábado a sábado, se juegan la prelación a caras o cruces como los futbolistas se juegan el campo y a ver quién saca, la suerte suele favorecer a don Lucio aunque tampoco siempre, cuando le toca esperar a don Lucio se entretiene leyendo el periódico, cuando a quien corresponde tener un poco de paciencia es a don Vicente el periódico se queda donde está sin que nadie lo toque, a don Vicente le gusta más entornar la mirada e imaginarse a la Cordobesita en cueros y en la cama, a veces don Vicente se distrae y piensa en otra cosa, en el asma de su señora que va ya un poco mejor gracias a Dios, en el novio de la nena que acaba de ingresar en correos y que parece que va con buenas inten­ciones, en el hijo segundo al que hay que matricular en la escuela de comercio, etc.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-198  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados