Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela)

 

San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela) - pág.13

Indice General | Volver

Página 13 de 198


En casa de madame Teddy en la calle de Gravina casi enfrente de la farmacia, los señores de la tertulia de la dueña jue­gan al tute, beben copas de coñac Tres Cepas y dan palmadas en las cachas a las pupilas entre ocupación y ocupación, la casa de madame Teddy de puertas adentro goza de un ambiente muy culto y liberal y la dueña permite que las chicas hagan comedor con los amigos de confian­za, poco antes y en la misma acera según se baja hay una taberna donde despachan buen género, casa Benito, en la que está empleado un primo de Gregorio Montes, el Julianín, que se quedó medio lelo de un aire, las putas de madame Teddy cuando pasan por casa Benito suelen hacer un alto para tomarse un vermú y un par de soldaditos de Pavía, a la tertu­lia de madame Teddy van periodistas, escritores y hasta bibliotecarios, a veces si se cierran los ojos puede creerse que está uno en el Ateneo de tanta cultura como se derrama en la conversación, Landsberg lo acaba de señalar sin lugar a dudas en su segunda conferencia de Santander, las tres fórmulas fundamentales del saber humano que establece Scheler -el saber técnico o Leistungswissen, el saber de cultura o Bildungswissen y el saber de redención o Lösungswissen-no completan la distinción posible y necesaria ya que el saber jurídico por ejemplo no es de orden exclusivamente práctico dado su carácter de ordenación visto el proble­ma desde el ángulo del aforismo clásico sapienti est ordinare, no seas sobona Enriqueta que todo llegará, vamos a ver Angustias trae más coñac para todos ¡un día es un día!, bueno, santo Tomás señala con clar­idad los límites entre filosofía y mística, ahora bien ¿puede decirse, pese a santo Tomás, que la filosofía aristotélica deja de pertenecer por eso al itinerarium menos ad Deum?, es evidente que no, ¡quieta, leche!, ¡o te reportas o te vas a ocupar con tu padre! Casa Gayango en la calle de la Aduana no cierra en toda la noche, casa Gayango está pared por medio con el meublé de la Merceditas que es a donde tú sueles llevara Toisha cuando el nicaragüense no te da las llaves de su casa y tú tienes cinco pesetas en el bolsillo, el meublé de la Merceditas es muy discreto y limpio, no es de los más lujosos y confortables pero sí muy discreto y limpio, para ti de sobras, Toisha está buena sí, muy buena ¡caray si está buena, que te lo digan a ti!, pero también llena de manías y prejuicios, Toisha tiene miedo de que la familia pueda descubrirla y los sábados y los domingos no traga ni un pelo, Toisha es flete de día neutro (los dos mejores días de la semana son el martes y el miércoles) y de hora desu­sada (las tres y media de la tarde), la muchacha hace bien en tomarse sus precauciones porque si su padre se entera de que el virgo no le queda más que en el recuerdo igual la mata, ¿nos habrán visto?, no mujer, ¡ay lo que te quiero vida mía!, ¡jamás creí que un hombre me tuviera tan trastornada!, ¡qué cosas me obligas a hacer, amorcito!, ¡soy una golfa, una verdadera golfa!, no mujer, un término medio, donde Toisha no entra ni amarrada es en casa Gayango, es más fácil enamorar a una mujer si se llama Toisha que si se llama Tránsito aunque sea la misma, hay nombres amorosos y nombres procesales ésta es una evidencia que no se puede ni discutir, lo que no hay forma es de que entre en casa Gayango, las tísicas sí, la Lupita y la Juan¡ menos en la cama entran donde se les diga, Madrid es muy grande ¡también sería mala pata que padre se metiera en juerga al mismo tiempo que nosotras! Silverio Lanza en el libro Para mis amigos, en las páginas que titula Lo que hace el dia­blo, escribe unas palabras muy preocupadoras ¿las recuerdas?, sí de memoria, tú tienes mucha memoria, la memoria de los tontos, puede ser que resultaran novelas mis escritos, pero yo sólo me dedico a escribir a Dios dándole cuenta de lo que pasa en la tierra, no es bastarte, a lo mejor no es bastante y lo que se necesita es otra cosa, deja esto, tu cabeza no admite que se la caliente demasiado, enseguida empieza a desvariar y a ver escarabajos y alacranes descolgándose por los cordones de la luz, la memoria tiene sus servidumbres y una de ellas, una de las más dolorosas quizá, es la que te vacía la cabeza de sombras y de nombres propios y sobre un telón blanco y brillador te dibuja siluetas de animales de color gris muy tenue, casi imperceptible.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-198  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados