Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela)

 

San Camilo 1936 (Camilo Jose Cela) - pág.10

Indice General | Volver

Página 10 de 198


Venga, dile a la Isabel que te dé permiso, te invito a cenar, el hotel de O’Donnell es una casa muy distinguida, con muebles lujosos y colchas de moaré en las camas, cada alcoba tiene su cuarto de baño con dos pastillitas de jabón de Heno de Pravia siempre nuevas y un frasco de listerine para los que quieran hacer gárgaras, que los hay muy maniáticos y aprensivos, la Isabel no puede negarle a don Máximo nada de lo que pida, es un buen cliente y hombre de mucha influencia al que conviene tener amigo, don Máximo es diputado de Martínez Barrio y según dicen masón, esto último no se sabe con certeza, ésta es cosa que nunca suele saberse con certeza, don Máximo gasta faja de goma y botines grises muy elegantes que le dan cierto aire de lord inglés, la Isabel, cada vez que don Máximo quiere llevarse a una señori­ta a cenar o al teatro o a darse una vuelta hasta la cuesta de las Perdices le dice que sí que encantada que no faltara más, la Isabel tiene gran instinto político y buena mano diplomática, la Isabel es hermana del mozo de estoques de un torero de postín, de un torero gitano famoso por sus desplantes, por su arte exquisito y porque una vez en Villa Rosa le plantó fuego a una puta después de rociarla con anís, ¡qué barbaridad, qué de prisa arden las putas! En el Racimo de Oro a eso de las nueve de la noche Victoriano Palomo Valdés, el yerno de doña Sacramento, suele tomarse una par de vasos de tinto y una ración de chicharrones, su amigo Paquito que aunque es hijo de unos condes anda sin una perra, lo que se dice sin una puta perra en el bolsillo, está a la que salta, tú eres de clara con limón, ¿hace una clara con limón?, agradecido, ¿y un pajar­ito frito, para la tos?, agradecido, ¿y un pitillo de cuarterón?, agradecido, ¡anda que no pasas a nada!, no ¿para qué?, yo acepto lo que me ofrecen los amigos, ya corresponderé cuando se muera mi padre, doña Sacramento a quien dicen la Sacra es dueña de la casa de Ayala 132 casi frente al campo del Unión E C. que adquirió gran renombre por dos razones, por el buen fútbol que en él se practica y porque hace cosa de seis o siete meses fue el escenario de un crimen pasional que tuvo revueltas a todas las mujeres del contorno, que son unas cuantas, el caso fue que los traperos entre las dos luces de la amanecida se toparon con el cadáver de una mujer joven así como de unos treinta años a la que habían cosido materialmente a puñaladas, la desgraciada según el informe del forense llevaba ya varias horas muerta cuando la encon­traron, las suficientes para que los gatos le comieran los ojos, la inter­fecta se llamaba Marujita Expósito y era pupila de Villa Rita o casa de la Manca en la calle de Montesa esquina a Ayala, al cadáver también le faltaban las orejas y los pezones pero de esto no eran responsables los gatos, las orejas las encontró la policía en el bolsillo del chaleco del asesino quien confesó, medio con cinismo medio con tristeza, que los pezones se los había comido porque eran suyos y porque estaba harto de que se los comieran los demás, el asesino de la Marujita (ahora no te acuerdas de su nombre pero es igual, lo sabes, claro que lo sabes, pero ahora no te acuerdas) se suicidó en la cárcel Modelo rompiéndose las venas de las muñecas a bocados, fue una historia bastante sangrienta y que dio mucho que hablar, doña Sacramento tiene una sucursal en la calle de Naciones, cuando muera mi padre os vais a cagar todos por la pierna de pura envidia y mientras tanto ¿qué malo tiene que acepte la invitación de un amigo? La Amanda Ordóñez, que tiene una cicatriz en la cara que hasta le hace gracioso, recibe los homenajes de sus admi­radores en casa de doña Fe en la calle de la Reina, la Amanda había sido camarera en el bar Moderno en la calle de la Aduana entrando por Montera a la izquierda frente al Edén Concert, pero riñó con el encarga­do y tuvo que marcharse porque éste le hacía la vida imposible, a la Amanda siempre le gustó la bronca, afición que tarde o temprano se paga a muy alto precio, una noche en el tambucho que dicen Maxim’s Golfo en el pasadizo de San Ginés al lado del teatro Eslava le tiró una taza de recuelo hirviendo a la señora de un brigada de carabineros, que se había ido de picos pardos aprovechando que el marido estaba en Alcalá de Henares en acto de servicio, le alcanzó en mitad de la cara y le produjo quemaduras de cierta consideración de las que la señora del brigada no quiso que la atendiesen en la casa de socorro para evitar explicaciones.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-198  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados