Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El color surgido del espacio (Howard Phillips Lovecraft)

 

El color surgido del espacio (Howard Phillips Lovecraft) - pág.33

Indice General | Volver

Página 33 de 38


repentina intensidad y empezaba a entrelazase, con fantásticas sugerencias de
forma que cada uno de los espectadores describió más tarde de un modo distinto,
el desdichado Hello profirió un aullido que ningún hombre hablo oído nunca salir
de la garganta de un caballo. Todos los que estaban en la casa se taparon los
oídos, y Ammi se apartó de la ventana horrorizado. Cuando miró de nuevo hacia el
exterior, el pobre animal yacía inerte en el suelo bañado por la luz de la luna
entre las astilladas varas de la calesa. Y allí se quedó hasta que lo enterraron
al día siguiente. Pero el momento presente no permitía entregarse a
lamentaciones, ya que casi en el mismo instante uno de los policías les llamó
silenciosamente la atención sobre algo terrible que estaba sucediendo en el
interior de la habitación donde se encontraban. Donde no alcanzaba la claridad
de la lámpara podía verse una débil fosforescencia que había empezado a invadir
toda la estancia. Brillaba en el suelo de tablas y en la raída alfombra, y
resplandecía débilmente en los marcos de las pequeñas ventanas. Corría de un
lado para otro, llenando puertas y muebles. A cada momento se hacia más intensa,
y al final se hizo evidente que las cosas vivientes debían abandonar enseguida
aquella casa.
Ammi les mostró la puerta trasera y el camino que conducía a las tierras altas.
Avanzaron con paso inseguro, como sonámbulos, y no se atrevieron a mirar atrás
hasta que llegaron al camino del Norte. Ninguno de ellos hubiera osado pasar por
el camino que discurría junto al pozo... Cuando miraron atrás, hacia el valle y
la distante granja de Gardner, contemplaron un horrible espectáculo. Toda la
granja brillaba con el espantoso y desconocido color; árboles, edificaciones e
incluso la hierba que no habla sido transformada aún en quebradiza y gris. Las
ramas estaban todas extendidas hacia el cielo, coronadas con lenguas de fuego, y
radiantes goterones del mismo monstruoso fuego ardían encima de la casa, del


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados