Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El color surgido del espacio (Howard Phillips Lovecraft)

 

El color surgido del espacio (Howard Phillips Lovecraft) - pág.22

Indice General | Volver

Página 22 de 38


De la chimenea no salía humo y por unos
instantes el visitante temió lo peor. El aspecto de la granja era impresionante:
hierba y hojas grisáceas en el suelo, parras cayéndose a pedazos de arcaicas
paredes y aleros, y enormes árboles desnudos silueteándose malignamente contra
el gris cielo de noviembre. Ammi no pudo dejar de notar que se habla producido
un sutil cambio en la inclinación de las ramas. Pero Nahum estaba vivo, después
de todo. Estaba muy débil y reposaba en un catre en la cocina de techo bajo,
pero conservaba la lucidez y seguía dando órdenes a Zenas. La estancia estaba
mortalmente fría; y al ver que Ammi se estremecía, Nahum le gritó a Zenas que
trajera más leña. La leña, en realidad, era muy necesaria, ya que el cavernoso
hogar estaba apagado y vacío, y el viento que se filtraba chimenea abajo era
helado. De pronto, Nahum le preguntó si la leña que habla traído su hijo le
hacía sentirse más cómodo, y entonces Ammi se dio cuenta de lo que había
ocurrido. Finalmente, la mente del granjero había dejado de resistir a la
intensa presión de los acontecimientos.
Interrogando discretamente a su vecino, Ammi no consiguió poner en claro lo que
le había sucedido a Zenas. "En el pozo... vive en el pozo...", fue todo lo que
su padre dijo.
Luego el visitante recordó súbitamente a la esposa loca y cambió de tema.
"¿Nabby? Está aquí, desde luego...", fue la sorprendida respuesta del pobre
Nahum, y Ammi no tardó en darse cuenta de que tendría que investigar por sí
mismo. Dejando al inofensivo granjero en su catre, cogió las llaves que estaban
colgadas detrás de la puerta y subió los chirriantes escalones que conducían al
ático. La parte alta de la casa estaba completamente silenciosa y no se oía el
menor ruido en ninguna dirección. De las cuatro puertas a la vista, sólo una
estaba cerrada, y en ella probó Ammi varias llaves del manojo que había cogido.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados