Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie)

 

Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie) - pág.50

Indice General | Volver

Página 50 de 159



-Bueno, George, ya puedes salir -dijo Frankie.
George inclinó la cabeza, subió al segundo automóvil y bajó despacio por la cuesta. Bobby y Frankie lo observaban atentos.
-Tendrás cuidado contigo misma, ¿verdad, Frankie? -preguntó Bobby con voz áspera-. Quiero que te abstengas de cometer ninguna locura.
-No tengas miedo, porque obraré con la mayor circunspección. Y ahora que me acuerdo, creo que será mejor que no te escriba directamente, sino que dirigiré mis cartas a mi doncella o a otra persona cualquiera para que te las transmitan.
-No sé si George alcanzará mucho éxito en esa profesión.
-¿Por qué no?
-Me parece que por ahora aún no ha adquirido un poco de locuacidad.
-Todo llegará -dijo Frankie-. Bueno, me voy. Ya te indicaré cuándo deberás venir con el «Bentley».
-Mientras tanto, me dedicaré a cultivar el bigote. Hasta la vista, Frankie.
Miráronse un momento y luego Frankie empezó a descender la pendiente. George había dado vuelta a su coche y emprendió el camino en dirección contraria.
Frankie desapareció un momento y luego se hizo visible otra vez en el camino, agitando un pañuelo. Desde el fondo de la carretera, y en la curva, se agitó otro pañuelo.
Bobby puso el coche en primera, y, subiéndose al estribo, soltó el freno. El automóvil avanzó despacio, porque le impedía coger la marcha al estar el coche embragado. Sin embargó, la pendiente era muy acentuada y el motor se puso en marcha. El automóvil adquirió velocidad y Bobby sostuvo el volante. En el último momento saltó al suelo.
El automóvil siguió descendiendo por la cuesta y fue a estrellarse con gran violencia contra la cerca exterior de la finca. Todo había marchado perfectamente y el accidente alcanzó pleno éxito.
Bobby vio que Frankie acudía corriendo a la escena del crimen y se apresuraba a meterse entre los restos del coche. George, en el suelo, dio la vuelta a la esquina y se aproximó.
Dando un suspiro, Bobby montó en su motocicleta y emprendió el camino en dirección a Londres.
En la escena del accidente reinaba gran actividad.
-¿Te parece bien que ruede un poquito por el camino? -preguntó Frankie-. Así estaré sucia de polvo y más en carácter.
-No está mal -contestó George-. Mira, dame tu sombrero.
Lo tomó y le produjo una depresión considerable. Frankie, mientras tanto, dio un débil grito de angustia.
-Esa es la causa de la conmoción -explicó George-.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-159  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados