Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie)

 

Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie) - pág.47

Indice General | Volver

Página 47 de 159



-¡Dios mío! Nunca pude imaginar que fuese una cosa tan larga. ¿No podrías apresurarla un poquito?
-No, Pero tal vez pudiera ponerme uno postizo.
-Se ve en seguida, y además, huele a goma o a alcohol. Pero aguarda un momento. Creo que hay un sistema de fingir un bigote, pegándolo pelo a pelo, y así no se advierte la falsificación. Tal vez un peluquero de teatro te lo pudiese proporcionar.
-Con toda seguridad, se imaginará que quiero evitar la persecución de la justicia.
-Nada importa lo que pueda suponer.
-Bueno; y cuando tenga el bigote, ¿qué hago?
-Pues ponerte un uniforme de chófer y llevar el «Bentley» a Staverley.
-¡Ah, ya comprendo! -exclamó Bobby, muy satisfecho.
-Mi idea es ésta -añadió Frankie-. Nadie mira a un chófer con igual atención que a una persona. Además, ese Bassington-ffrench sólo te vio uno o dos minutos, y tal vez estaba entonces demasiado preocupado preguntándose si podía cambiar los retratos. Por lo tanto, es muy probable que no se fijara mucho en ti. A sus ojos no eras más que un idiota de esos que pierden el tiempo jugando al golf. No es el mismo caso de los Cayman, que estuvieron sentados frente a ti, hablaron contigo, y sin duda te examinaron muy bien. Apostaría cualquier cosa que al verte vestido con un uniforme en el caso de que no llevases bigote, quizá se dijera que tu rostro le recordaba a alguien, pero nada más. El bigote lo desconcertará por completo. Y ahora, dime qué te parece el plan.
Bobby lo examinó atentamente y luego dijo, satisfecho al parecer:
-Hablando con sinceridad, Frankie, creo que está muy bien.
-En tal caso -dijo la joven-, vamos a comprar unas cuantas cosas. Oye, me parece que George te ha roto la cama.
-No importa -contestó Bobby, hospitalario-. Nunca se distinguió por sus buenas cualidades.
Bajaron al garaje, donde un joven muy nervioso, desprovisto casi de barbilla y dotado, en cambio, de agradable sonrisa, los acogió con una vaga carcajada. Su aspecto general quedaba estropeado por el detalle de que sus ojos tenían una tendencia muy manifiesta a no mirar ambos en la misma dirección.
-¡Hola, Badger! -dijo Bobby-. Te acuerdas de Frankie, ¿verdad?
Era evidente que no recordaba a la joven, pero le dirigió una carcajada cordial.
-La última vez que te vi -Te dijo Frankie- estabas metido de cabeza en el barro y tuvimos que sacarte por las piernas.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-159  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados