Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie)

 

Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie) - pág.22

Indice General | Volver

Página 22 de 159


He pensado en abrir el garaje el lunes de la semana próxima y cuento contigo. Supongo que no me dejarás en la estacada, ¿verdad? Debo añadir que la vieja tía Carrie era una buena mujer. Una vez rompí la ventana de un vecino de su casa que se portó muy mal con ella, con respecto a sus gatos, y la buena mujer nunca lo olvidó. Y a partir de entonces cada Navidad me mandaba cinco libras y ahora me ha dejado todo su dinero.
No tenemos más remedio que alcanzar el éxito. El negocio no puede fallar. Quiero decir que, en resumidas cuentas, un coche es un coche. Puedes comprarlo por nada. Luego lo pintas un poco y eso es lo único que ve el comprador idiota. Después se procura que marche unos metros, y nada más. No te olvides. El lunes de la semana próxima. Cuento contigo. Tu amigo,
BADGER.

Bobby informó a su padre de que el lunes de la siguiente semana se iría a la ciudad para empezar a trabajar. La descripción del trabajo no consiguió entusiasmar al vicario. Debe añadirse que ya había tenido ocasión de tratar a Badger Beadon. Se limitó, pues, a dirigir un sermón a su hijo acerca de la conveniencia de estar dispuesto para todo lo que pudiera suceder. Y como no era ninguna autoridad en asuntos financieros o comerciales, aquel consejo fue técnicamente muy vago, aunque su significado resultara inconfundible.
El miércoles de aquella semana, Bobby recibió otra carta. La escritura tenía aspecto extranjero y el contenido pareció muy sorprendente al joven.
Procedía de la casa Henriquez y Dallo, de Buenos Aires, y para dar cuenta de ella de un modo conciso, diremos que ofrecía a Bobby un trabajo en la casa, con el salario de mil libras al año.
Durante uno o dos minutos, el joven se figuró que estaba soñando; ¡mil libras al año! Leyó la carta con mayor cuidado. Se mencionaba en ella el hecho de que sería preferido un hombre que hubiese servido en la Marina; se indicaba que alguien, sin precisar quién, había mencionado el nombre de Bobby y luego que la aceptación debería ser inmediata. También Bobby habría de prepararse para emprender el viaje a Buenos Aires al cabo de una semana.
-Bueno, que me maten si lo entiendo -dijo Bobby, manifestando sus sentimientos de un modo muy poco afortunado.
-¡Bobby!
-¡Dispensa, papá! No me acordaba de que estuvieses aquí.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-159  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados