Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie)

 

Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie) - pág.15

Indice General | Volver

Página 15 de 159


-Sí, señor, a cosa de treinta metros del sendero.
Explicó cómo se había acercado al precipicio, pero el coroner le interrumpió, porque su declaración amenazaba ser una repetición de lo que ya había manifestado el doctor.
Pero, sin embargo, lo interrogó a fondo acerca del grito que había oído o creyó oír.
-Fue simplemente un grito.
-¿De alguien que pedía auxilio?
-No, señor. Un grito y nada más. Y, en realidad, no estaba seguro de haberlo oído.
-¿Era un grito semejante al que puede causar una sorpresa o un suceso inesperado?
-Algo por el estilo -contestó Bobby-. Como si, por ejemplo, una persona sintiera el golpe de una pelota.
-O bien la de alguien que, al dar un paso, no encuentra tierra en que apoyarse y cae al vacío.
-Sí, señor.
Y tras de haber dado cuenta de que aquel hombre murió cosa de cinco minutos después de la marcha del doctor en busca de socorro, terminó el tormento de Bobby.
El fiscal estaba deseoso de hallar una explicación lógica al suceso. Luego llamó a la señora Cayman.
Bobby dio un respingo de desengaño. ¿Dónde estaba la cara que vio en la fotografía caída del bolsillo de aquel hombre? Y muy disgustado se dijo que los fotógrafos pertenecían a la peor clase de los embusteros. Con toda evidencia, la fotografía fue tomada algunos años atrás, pero aun así, era difícil creer que aquella encantadora belleza, de hermosos ojos, pudiera haberse convertido en una mujer como la que estaba viendo, de aspecto decidido y casi masculino, cejas depiladas y cabellos teñidos. Y Bobby se dijo que el tiempo era algo espantoso. ¿Cómo sería Frankie, por ejemplo, dentro de veinte años? Sólo al pensarlo sintió un estremecimiento.
Mientras tanto, Amelia Cayman, que vivía en el número 1 de St. Leonard´s Gardens, Paddington, prestaba declaración. El muerto era su único hermano. Alexander Pritchard. Lo vio por última vez el día anterior a la tragedia, cuando le anunció su deseo de hacer una excursión a pie por Gales. Acababa de regresar de Oriente.
-¿Parecía estar contento y gozar de un estado mental satisfactorio?
-¡Oh, desde luego! Alex era un hombre de carácter alegre.
-Y a juzgar por lo que pudo usted advertir, ¿no tenía ninguna preocupación?
-Estoy segura de que no le preocupaba cosa alguna -contestó la señora Cayman-. Tenga usted en cuenta que acababa de regresar y que yo había pasado diez años sin verlo.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-159  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados