Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie)

 

Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie) - pág.9

Indice General | Volver

Página 9 de 159



Después de arreglar los asuntos a satisfacción de todo el mundo, Bobby tomó el tren de regreso de las nueve treinta. Eso ocurría dos días más tarde. Ciertamente lo tomó, pero por los pelos. Llegó a Paddington cuando el reloj señalaba las once y veinticinco. Se metió en el Metro y salió al andén número tres, en el preciso instante en que el tren emprendía la marcha. Se arrojó al primer vagón que pasó por delante de él, sin hacer ningún caso de las voces de indignación de los encargados de perforar los billetes y de los mozos que se hallaban detrás de él.
Abrió la portezuela, se cayó de rodillas al interior y al levantarse, la portezuela se cerró gracias al empujón de un mozo ágil, de modo que Bobby se vio frente a frente del único ocupante del compartimiento.
El vagón era de primera clase y en el rincón que había frente a la máquina, vio a una muchacha morena que fumaba un cigarrillo. Llevaba una falda roja, una chaqueta verde y corta, y una boina de color azul brillante. Y a pesar de cierto parecido con el mono de un organillero (tenía unos ojos largos y negros, y un rostro atrevido) era muy atractiva.
Interrumpiendo una frase, para disculparse, Bobby exclamó:
-¡Caramba! ¿Eres tú, Frankie? ¡Cuánto tiempo sin verte!
-Tampoco te habla visto yo. Siéntate y habla.
-No llevo billete de primera -contestó Bobby, sonriendo.
-No importa -replicó Frankie en tono bondadoso-. Pagaré la diferencia en tu obsequio.
-Al pensar en esto, se revela mi indignación varonil -dijo Bobby-. ¿Cómo puedo permitir que una dama pague por mí?
-Pues en estos tiempos no se ve otra cosa -dijo Frankie.
-Yo mismo pagaré la diferencia -dijo Bobby heroicamente, en tanto que aparecía una corpulenta figura vestida de azul en la puerta del corredor.
-Déjalo de mi cuidado -observó la joven.
Dirigió una graciosa sonrisa al revisor, que llevó la mano a la gorra, antes de tomar el pedacito de cartón blanco que le entregaba para que lo perforase.
-El señor Jones acaba de entrar para hablar conmigo unos momentos -dijo-. Supongo que eso no tendrá importancia, ¿verdad?
-Si su señoría lo desea, por mi parte no hay inconveniente. Supongo que ese caballero no permanecerá aquí mucho rato... -Tosió con mayor tacto-. No volveré a pasar hasta después de llegar a Bristol -añadió en tono significativo.
-Veo que con una sonrisa se logran muchas cosas -dijo Bobby en cuanto se retiró el empleado.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-159  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados