Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie)

 

Trayectoria de Boomerang (Agatha Christie) - pág.8

Indice General | Volver

Página 8 de 159



-¡Dios mío! -exclamó el vicario-. ¡Qué tragedia! ¿Y murió en seguida?
-No. Se quedó sin sentido y murió poco después que el doctor Thomas se hubo marchado. Y, naturalmente, me creí en el deber de continuar allí porque no podía resignarme a dejarlo abandonado. Luego llegó un desconocido le transmití mi papel de llorón en jefe y eché a correr a toda prisa para llegar a tiempo.
El vicario dio un suspiro.
-¡Oh, mi querido Bobby! -exclamó-. ¿Será posible que nada te haga abandonar tu deplorable indiferencia? Eso me duele más de lo que podría expresar. Acabas de bromear a costa de ella... Te veo indiferente y tranquilo. Todo, todo, por solemne y grave que sea, y aun cuando se trate de algo sagrado, no es más que una broma para la joven generación.
Bobby movió los pies, rozando con ellos el suelo.
Si su padre no era capaz de ver que se bromeaba precisamente acerca de las cosas que le emocionaban a uno.... bien, sería imposible dárselo a entender. Aquélla era una de las cosas que no se podía explicar. Y cuando uno se ve ante la muerte y la tragedia, es preciso que no se pierda el ánimo
Pero, ¿qué se podía esperar? Nadie, después de los cincuenta años, sería capaz de comprender nada en absoluto. Aquella generación tenía unas ideas extravagantes.
«Supongo que la culpa la habrá tenido la guerra... -pensó Bobby con la mayor lealtad-. Los ha trastornado y no han sido capaces de reaccionar.»
-Lo siento, papá -dijo, comprendiendo con la mayor convicción que no eran posibles las explicaciones.
El vicario lo lamentó por su hijo y pudo notar que estaba avergonzado, él también se avergonzó por el muchacho. Sin duda, éste no tenía la menor idea de las cosas serias de la vida, porque hasta su disculpa era alegre e impertinente.
El vicario pensó: «¡Ah! Me gustaría saber cuándo encontrará Bobby algo en qué ocuparse y sentar la cabeza.»
«¡Ah! Quisiera saber -pensaba el muchacho a su vez- cuánto tiempo podré permanecer aquí.»
Y, sin embargo, se querían los dos entrañablemente.

CAPÍTULO III
UN VIAJE EN FERROCARRIL


No advirtió Bobby en seguida las consecuencias inmediatas de su aventura. A la mañana siguiente se dirigió a la capital con objeto de ver a un amigo que se proponía instalar un garaje y que estaba persuadido de que la cooperación de Bobby era valiosa.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-159  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados