Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > S.O.S. (Agatha Christie)

 

S.O.S. (Agatha Christie) - pág.9

Indice General | Volver

Página 9 de 14



Pensando y pensando, tomó un camino que llevaba al otro lado de la casa. Sus zapatos tenían las suelas de crepé y apenas hacían ruido. Al pasar ante la ventana de la cocina oyó la voz de Dinsmead y sus palabras atrajeron su atención.
-Es una buena suma de dinero, vaya si lo es.
Mortimer no tenía intención de escuchar lo que hablaban, pero volvió sobre sus pasos muy pensativo. Sea como fuere se trataba de sesenta mil libras, y aquello ponía la cosa más clara... y más fea.
Magdalena salía de la casa, pero la voz de su padre la llamó casi en el acto, y volvió a entrar. Al poco rato Dinsmead volvía a reunirse con su huésped.
-¡Qué hermosa mañana! -le dijo animadamente-. Espero que su automóvil no tenga nada de importancia.
Quiere saber cuándo me marcho, pensó Mortimer, y en voz alta agradeció una vez más su hospitalidad al señor Dinsmead.
-No faltaba más, no faltaba más -replicó el otro.
Magdalena y Carlota salieron juntas de la casa, y cogidas del brazo se dirigieron a un asiento rústico que había a corta distancia. Las dos cabezas, una morena y la otra rubia, contrastaban tanto que Mortimer exclamó impulsivamente:
-Qué distintas son sus hijas, señor Dinsmead.
El aludido, que estaba encendiendo su pipa, apagó la cerilla con violencia.
-¿Usted cree? -preguntó-. Sí; claro, supongo que lo son.
Mortimer tuvo una repentina inspiración.
-Claro que las dos muchachas no son hijas suyas -dijo con calma.
Vio que Dinsmead le miraba vacilando, y que al fin se decidía.
-Es usted muy inteligente -le dijo-. No, una de ellas la recogimos cuando era de pañales y la hemos criado como si fuera nuestra. Ella no tiene la menor idea de la verdad, pero tendrá que saberlo pronto -suspiró.
-¿Una cuestión de herencia? -insinuó Mortimer.
El otro le dirigió una mirada de recelo, y al fin decidió que la franqueza era lo mejor.
-Es extraño que usted diga eso, señor Cleveland.
-Un caso de telepatía, ¿eh? -dijo Mortimer con una sonrisa.
-Así es, señor. La recogimos por complacer a su madre..., entonces yo empezaba a dedicarme a la construcción. Hace pocos meses vi un anuncio en los periódicos, y me pareció que la niña en cuestión debía ser nuestra Magdalena. Fui a ver a los abogados y se ha hablado mucho en todos los sentidos. Ellos sospechan... es natural... es natural.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados