Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Miss Marple y trece problemas (Agatha Christie)

 

Miss Marple y trece problemas (Agatha Christie) - pág.4

Indice General | Volver

Página 4 de 157



-¡Bah! -exclamó Joyce echando hacia atrás sus cabellos negros de una forma indignante-. Apuesto a que podría ganarles a todos en este juego. No sólo soy mujer (y digan lo que digan, las mujeres poseemos una intuición que les ha sido negada a los hombres), sino además artista. Veo cosas en las que ustedes jamás repararían. Y, como artista, también he tropezado con toda clase de personas. Conozco la vida como no es posible que la haya conocido nuestra querida miss Marple.
-No estoy segura, querida -replicó miss Marple-. Algunas veces, en los pueblos ocurren cosas muy dolorosas y terribles.
-¿Puedo hablar? -preguntó el doctor Pender con una sonrisa-. No se me oculta que hoy en día está de moda desacreditar al clero, pero nosotros oímos cosas que nos permiten conocer un aspecto del carácter humano que es un libro cerrado para el mundo exterior.
-Bien -dijo Joyce-, parece que formamos un bonito grupo representativo. ¿Qué les parece si formásemos un club? ¿Qué día es hoy? ¿Martes? Le llamaremos el Club de los Martes. Nos reuniremos cada semana y cada uno de nosotros por turno deberá exponer un problema o algún misterio que cada uno conozca personalmente y del que, desde luego. sepa la solución. Dejadme ver cuántos somos. Uno, dos, tres, cuatro, cinco. En realidad, tendríamos que ser seis.
-Te has olvidado de mí, querida -dijo miss Marple con una sonrisa radiante.
Joyce quedó ligeramente sorprendidas pero se rehizo en seguida.
-Sería magnífico, miss Marple -le dijo-. No pensé que le gustaría participar en esto.
-Creo que será muy interesante -replicó miss Marple-, especialmente estando presentes tantos caballeros inteligentes. Me temo que yo no soy muy lista pero, haber vivido todos estos años en St. Mary Mead, me ha dado cierta visión de la naturaleza humana.
-Estoy seguro de que su cooperación será muy valiosa -dijo sir Henry con toda cortesía.
-¿Quién será el primero?
-Creo que no hay la menor duda en cuanto a eso -replicó el doctor Pender-, puesto que tenemos la gran fortuna de contar entre nosotros con un hombre tan distinguido como sir Henry.
Dejó la frase sin acabar, mientras hacía una cortés inclinación hacia sir Henry.
El aludido guardó silencio unos instantes y, al fin, con un suspiro y cruzando las piernas, comenzó:
-Me resulta un poco difícil escoger al tipo de historia que ustedes desean oír, pero creo que conozco un ejemplo que cumple muy bien los requisitos exigidos.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-157  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados