Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.50

Indice General | Volver

Página 50 de 269


situadas directamente detrás del 19, aquellas cuyos jardines dan a
la misma. Me inclino a pensar que la que ostenta el número 61 se
encuentra entre las aludidas. Si quieres puedes venirte conmigo.
Me aferré al ofrecimiento de Dick, podría decir que con las dos
manos.
- Seré el sargento Lamb, a tus órdenes, y tomaré notas
taquigráficas.
Quedamos en que yo me presentaría en su despacho a las nueve y
media de la mañana siguiente.
Llegué allí a la hora convenida. Al enfrentarme con mi amigo vi que
estaba indignado, fuera de sus casillas, verdaderamente.
Una vez hubo despedido al grave subordinado con quien había
estado hablando hasta aquel instante le pregunté qué ocurría.
Durante unos segundos Hardcastle fue incapaz de pronunciar una
palabra. Finalmente exclamó:
- ¡Esos condenados relojes!
- ¿Otra vez los relojes? ¿Qué sucede ahora con ellos?
- Falta uno.
- ¿Que falta uno? ¿Cuál?
- El del estuche de cuero, el que lleva la inscripción «Rosemary»
en uno de sus bordes.
Emití un silbido de admiración.
- Es realmente extraordinario. ¿Cómo ha podido pasar eso?
- Esos malditos necios... Bueno, yo lo soy tanto como ellos - Dick
era un hombre sincero- . Tiene uno que acordarse de los más
nimios detalles, estar en todo... De no ser así siempre se produce
algún percance. Ayer los relojes estuvieron todo el día en el cuarto
de estar. Los puse en manos de la señorita Pebmarsh uno por uno
para que los examinara, por si podía reconocerlos. No logramos
nada. Luego fueron a por el cadáver...
- ¿Y qué más?
- Salí a la puerta para ver cómo se desenvolvía todo. A
continuación volví a la casa. Hablé con la señorita Pebmarsh, que
estaba en la cocina, y le dije que me iba a llevar los relojes, a
cambio de los cuales le entregaría un recibo.
- Sí, recuerdo haberte oído decir eso.
- Después comuniqué a la chica que pensaba enviarla a su casa
en uno de nuestros coches y te pedí que la acompañarás hasta el


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados