Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.41

Indice General | Volver

Página 41 de 269


afable.
La faz de la madre de Ernie pareció tornarse menos grave.
- He venido a verla para hacerle unas cuantas preguntas
relacionadas con la casa número diecinueve de Wilbraham
Crescent. Tengo encendido que trabaja usted allí.
- Yo no he negado eso nunca - replicó la señora Curtin, incapaz
de mostrarse más cordial.
- La dueña de la casa es la señorita Millicent Pebmarsh.
- Sí. Trabajo para la señorita Pebmarsh. Una verdadera dama, una
mujer muy agradable.
- Ciega - apuntó el inspector.
- Sí, pobrecilla. Pero nadie lo diría. Es maravilloso... ¡Qué bien
sabe orientarse, andar de un lado para otro! Lo mismo dentro que
fuera de la casa. Ni siquiera los cruces en plena calzada le asustan.
No es de esas personas que hacen un mundo de cualquier cosa,
grande o pequeña, una nadería a veces... No, no es como algunos
hombres y mujeres que yo conozco.
- Suele usted ir a trabajar allí por las mañanas, ¿no?
- Efectivamente. Acostumbro a llegar entre las nueve y media y las
diez de la mañana para marcharme a las doce o cuando termino mi
labor - incisiva, la señora Curtin se interrumpió para preguntar, de
pronto- : ¿No me irá usted a decir que ha desaparecido... que le
han robado alguna cosa a la señorita Pebmarsh?
- Todo lo contrario, señora Curtin - manifestó Hardcastle con el
pensamiento fijo en los cuatro relojes. La mujer hizo un gesto de
extrañeza.
- -¿Qué es lo que ocurre entonces? - quiso saber.
- Esta tarde fue hallado el cadáver de un hombre en el cuarto de
estar de la casa número 19 de Wilbraham Crescent.
La señora Curtin miró muy seria al inspector. Ernie, su hijo, abrió la
boca, quedándose como en éxtasis, escapándosele un elocuente
«¡Oh!» de franca admiración. En seguida, considerando una
imprudencia atraer la atención de los mayores sobre él, procuró
hacerse a un lado, intentando pasar desapercibido.
- ¿Un cadáver? - inquirió la señora Curtin, con un gesto de


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados