Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.28

Indice General | Volver

Página 28 de 269


correspondiente recibo.
- Perfectamente, inspector... No son míos...
Hardcastle miró a Sheila Webb.
- Ya puede irse, señorita Webb. Uno de nuestros coches la llevará
a su casa.
Sheila y Colin se pusieron en pie.
- Acompáñala hasta el coche, ¿quieres, Colin? - dijo Hardcastle al
mismo tiempo que acercaba una silla a la mesa, comenzando a
extender un recibo.
Colin y Sheila salieron del comedor, Unos segundos después
avanzaban por el sendero de la entrada. La joven, de pronto, se
detuvo.
- Mis guantes... Los dejé...
- Yo iré a por ellos.
- No... Sé dónde los puse. No me importa volver a entrar en esa
casa. Ya se lo han llevado...
La chica se alejó de Colin Lamb a toda prisa, regresando poco
después.
- Siento haberme dejado llevar de los nervios antes...
- A cualquiera le hubiera pasado lo mismo - señaló Colin
Hardcastle se unió a la pareja en el instante en que Sheila
penetraba en el coche. Al alejarse éste, el inspector se volvió hacia
el joven agente.
- Quiero que embale usted esos relojes del cuarto de estar
cuidadosamente. Todos ellos excepto el de cuclillo y el de caja que
hay en un rincón.
Dio algunas instrucciones a sus subordinados y luego miró a su
amigo.
- Voy a ir de visiteo. ¿Quieres acompañarme?
- No hay inconveniente - repuso Colin.


CAPITULO IV
Narración de Colin Lamb
- ¿A dónde vamos? - le pregunté a Dick Hardcastle.
Este se dirigió al chófer del vehículo.
- Llévenos al «Cavendish Secretarial Bureau». Este se encuentra
en Palace Street. Suba la explanada que queda a la derecha.
- Sí, señor.
El coche arrancó. Por los alrededores de la casa había algunas
personas que estudiaban con interés aquélla. El gato color naranja
se hallaba sentado todavía a la entrada de la vivienda vecina, la de
Diana Lodge. Ya no se pasaba las manos por los hocicos sino que


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados