Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.27

Indice General | Volver

Página 27 de 269


Bueno, ya veremos lo que
nos cuenta aquélla. Ese individuo vino a verla por alguna razón de
carácter privado u oficial. Entre la una y media y las dos menos
cuarto fue apuñalado. Hay que pensar que estaba relacionado con
el negocio de los seguros... Sin embargo, ¿de qué nos puede servir
tal dato? La puerta no había sido cerrada con llave. Pudo, por tanto,
haber entrado, esperándola a usted... Ahora bien, ¿por qué? ¿Con
qué fin?
- Aquí no hay nada que tenga sentido, al parecer - dijo Millicent
con un gesto de impaciencia- . De manera que usted cree que este
hombre... como se llame... Curry... fue quien trajo los relojes...
- No ha sido descubierto ningún embalaje en el interior de la casa
- manifestó Hardcastle- . No cabe pensar que Ilevara aquéllos
distribuidos por los bolsillos. Ahora, señorita Pebmarsh, le ruego
que reflexione antes de contestar... ¿Podría relacionar de algún
modo esos relojes con algo, con cualquier cosa? ¿Le dice a usted
algo la hora que marcan sus manecillas, esto es, las cuatro y trece
minutos?
Millicent Pebmarsh hizo un movimiento denegatorio de cabeza.
- He estado pensando que todo esto pudiera ser obra de un loco o
de una persona que se hubiese equivocado de casa. Pero ni eso
siquiera explica lo ocurrido. No, inspector, no me es posible serle
útil.
Entró un joven agente. Hardcastle le salió al encuentro y los dos
pasaron al vestíbulo y de aquí a la puerta exterior. El inspector
habló durante unos instantes con sus hombres.
- Ya puede usted llevarse a esa chica - le dijo a uno- la dirección
es la siguiente: Palmerston Road, número catorce.
Hardcastle regresó al comedor. La puerta que daba a la cocina se
hallaba abierta y la señorita Pebmarsh se movía afanosa frente al
fregadero. El inspector se quedó plantado en el umbral.
- He de llevarme esos relojes, señorita. Le entregaré el


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados