Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.22

Indice General | Volver

Página 22 de 269


bordes, colocándolo después en las manos de la dueña de la casa.
Esta paseó las yemas de sus dedos por él cuidadosamente.
- Se trata, sin duda, de un reloj de viaje corriente - manifestó la
señorita Pebmarsh- , de los que se acomodan en un estuche de
cuero, una simple caja que se cierra y que cuando está abierta le
sirve de pie. No es mío, inspector, y no se encontraba en este
cuarto cuando salí de la casa a la una y media. Estoy
absolutamente segura de ello.
- Gracias.
El inspector recogió el reloj de sus manos. Después le entregó el de
porcelana de Dresden que presidía la habitación desde la repisa de
la chimenea.
- Cuidado con éste... Podría romperse fácilmente.
Millicent Pebmarsh repitió la operación de minutos antes.
Delicadamente, sus finos dedos fueron recorriendo todos los
contornos de aquella linda pieza. Después hizo un movimiento
denegatorio con la cabeza.
- El reloj debe ser precioso - declaró- , pero tampoco es mío.
¿Dónde lo encontraron?
- Hacia la derecha de la repisa de la chimenea.
- Ahí habría uno de los dos candelabros de porcelana que poseo.
- Sí, en efecto, y aquí sigue, sólo que unos centímetros más cerca
del final de la repisa.
- Me dijo usted que aún había otro reloj.
- Dos más.
Después de colocar el de porcelana en su sitio, el inspector puso en
manos de la ciega el modelo francés. La señorita Pebmarsh lo
tanteó rápidamente, devolviéndoselo.
- No. Tampoco es mío.
Su reacción ante el de plata fue similar.
- Los únicos relojes que ha habido siempre en esta habitación han
sido el de la caja, en el rincón...
- De acuerdo.
- ...y el de cuclillo, que se encuentra colgado en la pared y cerca de
la puerta.
Hardcastle ya no supo qué decir después. Una vez más escrutó el
rostro de la mujer que tenía delante, con la serenidad del que se
sabe no observado por nadie.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados