Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.21

Indice General | Volver

Página 21 de 269


absorto.
- Vamos, vamos, señorita Pebmarsh. ¿Qué me dice de ese bonito
reloj de porcelana de Dresden que se encuentra sobre la repisa de
su chimenea? ¿Y el otro, el francés de dorados metales? Hay que
mencionar, además el de plata y... ¡Oh, sí!, aquel que lleva la
inscripción «Rosemary» en uno de sus cantos.
En la faz de la ciega se reflejó el más profundo asombro.
- -Uno de los dos debe estar loco, inspector. Le aseguro que no
poseo ningún reloj de porcelana, que no sé absolutamente nada
acerca del de la inscripción, ni del francés, ni... ¿Cuál era el otro?
- El de plata - respondió Hardcastle mecánicamente.
- No. Tampoco éste me dice nada. Si no me cree pregunte a la
mujer que viene a casa a limpiar, la señora Curtin.
El detective inspector Hardcastle se hallaba en verdad
desconcertado. Había en las palabras de su interlocutora una
seguridad positiva, una viveza que invitaba al convencimiento. Hubo
una pausa en la conversación. Hardcastle reflexionaba. Finalmente
se puso en pie.
- ¿Quiere usted acompañarme a la otra habitación, señorita
Pebmarsh?
- No tengo inconveniente, desde luego. Con franqueza, me
gustaría ver esos relojes.
- ¿Ver?
Hardcastle se había apresurado a subrayar la palabra.
- Hablaría con más propiedad si dijera examinar - señaló Millicent
Pebmarsh- . Tenga en cuenta, inspector que hasta los ciegos se
expresan a veces de un modo convencional, no adaptándose
siempre sus frases a sus especiales facultades. Al decir que me
gustaría ver esos relojes quiero especificar que desearía
examinarlos, pasear mis dedos por ellos, reconocerlos por medio
del tacto.
Seguido por la señorita Pebmarsh, Hardcastle abandonó la cocina.
Cruzó el pequeño vestíbulo y penetró en el cuarto de estar. El
especialista en huellas dactilares que trabajaba allí le miró.
- Estoy a punto de terminar, señor - manifestó- . Puede tocar lo
que le parezca.
El inspector asintió, cogiendo el menudo reloj de viaje que
ostentaba la inscripción mencionada por él antes en uno de sus


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados