Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.16

Indice General | Volver

Página 16 de 269


qué hora llegó usted aquí?
- Tuvo que ser antes de las tres porque el reloj de cuclillo... -
Sheila se interrumpió de pronto- . ¡Qué raro! De veras que es
rarísimo - sus hermosos ojos se habían dilatado- . No llegué a
darme cuenta de ello en el momento preciso...
- ¿De qué no se dio usted cuenta, señorita Webb?
- Pues... de los relojes. Fíjese: el cuclillo dio las tres cuando debía
ser esta hora. En cambio los otros marchaban adelantados en más
de sesenta minutos. ¿No le parece extraño?
- Lo es - convino el inspector- . Dígame: ¿en qué momento
descubrió el cadáver?
- En el instante en que me disponía a pasar por detrás del sofá..
Sí... allí estaba... él... Fue terrible, terrible.
- La comprendo perfectamente. ¿Reconoció usted al hombre? ¿Le
había visto con anterioridad?
- ¡Oh, no!
- ¿Está segura de lo que dice? Tenga presente que su aspecto
podía diferir bastante del habitual en él. Piense, piense... ¿Está
segura de no haber visto antes a ese hombre?
- Completamente segura.
- Está bien. No hablemos más de eso. ¿Qué hizo usted luego?
- ¿Qué hice luego?
- Sí.
- Pues... nada, nada en absoluto. No hubiera podido...
- ¿No tocó el cadáver?
- Sí... sí... Para ver... sólo para ver... sí... Pero aquel cuerpo estaba
frío... y yo... me manché la mano de sangre. ¡Oh! Fue espantoso...
Tenia los dedos cubiertos de una sustancia espesa y pegajosa.
Sheila Webb comenzó a temblar.
- Vamos, vamos, cálmese - dijo Hardcastle, cortésmente- . Todo
pasó ya. Olvídese de esa sangre. Vayamos a lo siguiente. ¿Qué
sucedió después?
- No sé... ¡Ah, sí! Ella entró en la casa.
- ¿Se refiere a la señorita Pebmarsh?
- En efecto. Claro que yo no pensé entonces que pudiera tratarse
de la misma. Entró con su gran cesto en una mano.
La joven había aludido a aquél recalcando mucho las palabras,
como si fuese un elemento incongruente, fuera de lugar, en el


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados