Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.14

Indice General | Volver

Página 14 de 269



- Soy el Detective Inspector Hardcastle.
Algo sabía acerca de la señorita Pebmarsh, si bien en el terreno
profesional sus caminos no se habían cruzado nunca. Habíala visto
algunas veces. Tratábase de una maestra de escuela quien había
conseguido un empleo relacionado con la enseñanza del sistema
Braille en el Aaronberg Institute, que acogía a muchas criaturas
privadas del sentido de la vista. Quedaba absolutamente fuera de lo
normal que su impecable casa hubiese sido escenario de un
crimen... Ahora bien, las cosas improbables se dan en la vida con
más frecuencia de la que uno desearía.
- Esto, señorita Pebmarsh, debe haber constituido una experiencia
terrible para usted - dijo Hardcastle- . Tiene que haberle causado
una impresión tremenda, forzosamente. Lo que yo necesito ahora
es un relato escueto de los hechos, por el orden en que sucedieron
éstos. Tengo entendido que fue la señorita... - Hardcastle echó una
rápida mirada a su bloc de notas- , Sheila Webb quien realmente
descubrió el cadáver. Si usted me lo permite, señorita Pebmarsh,
me iré con esta joven a la cocina. Así podré charlar con ella
tranquilamente.
El inspector abrió la puerta que ponía en comunicación el comedor
con la cocina, aguardando a que la chica pasara ante él. Dentro de
aquella pequeña dependencia se encontraba ya un agente, quien
escribía apoyado en una mesita cuyo tablero era de «fórmica».
- Esta silla parece bastante cómoda - dijo Hardcastle, ofreciendo a
Sheila Webb una versión moderna de una silla estilo Windsor.
La chica, todavía muy nerviosa, tomó asiento, observando al policía
con sus grandes y asustados ojos.
Hardcastle estuvo a punto de decirle. «No tengas miedo, hijita, que
no voy a comerte.» Pero, naturalmente, se contuvo, concentrándose
de un modo exclusivo en el interrogatorio oficial.
- No tiene usted por qué estar preocupada. Ye he dicho que lo
único que deseo es hacerme con un relato claro de lo sucedido.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados