Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.11

Indice General | Volver

Página 11 de 269


un hombre. Estaba fría... Tanteé inútilmente sus muñecas, en busca
del pulso... Me levanté, sentándome en esta silla, esperando.
Alguien se acercaría a la casa. La joven, quienquiera que fuese,
daría la voz de alarma, pensé. Me dije que sería mejor que no
abandonara la casa.
Me dejó profundamente impresionado la extraordinaria calma de
aquella mujer. No había gritado a impulsos del miedo, ni echado a
correr por la casa, presa del pánico, un pánico muy explicable
además. Había decidido esperar, sencillamente. Era esto también lo
más sensato, pero de todos modos tenía que haberse esforzado
mucho para contenerse.
- ¿Quién es usted? - me preguntó.
- Me llamo Colin Lamb. Pasaba por aquí casualmente.
- ¿Dónde se encuentra la joven?
- La dejé junto a la puerta exterior. Se halla aún bajo los efectos de
la tremenda impresión sufrida. ¿Cuál es el teléfono más próximo a
esta casa?
- Hay una cabina pública a unos cincuenta metros de la entrada, al
volver la esquina de la calle, justamente.
- Es cierto. Recuerdo haber pasado ante ella. Iré allí. He de llamar
a la policía. Se...
Vacilé. Iba a preguntarle: ¿Se queda usted aquí, entretanto?», o
«¿No le importa continuar esperando en esta habitación?»
La mujer se relevó de la obligación de pronunciar una de esas dos
frases.
- Sería mejor que hiciera entrar a esa chica - opinó, decidida.
- No sé sí querrá.
- No hay por qué hacerla pasar a esta habitación. Instálela en el
comedor, al otro lado del vestíbulo. Dígale que voy a hacer un poco
de té.
La mujer se levantó acercándose a mí.
- Pero..., ¿podrá usted...?
Una débil sonrisa flotó unos segundos en aquel rostro.
- Mi querido joven: llevo haciendo mis comidas catorce años,
desde que me trasladé a esta casa. El ciego no tiene por qué ser un
desvalido.
- Lo siento. Dije una estupidez. Tal vez fuera conveniente que me
diera a conocer su nombre...
- Millicent Pebmarsh... Señorita


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados