Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Los relojes (Agatha Christie)

 

Los relojes (Agatha Christie) - pág.5

Indice General | Volver

Página 5 de 269


bastante chillón y el afilado tacón que se había desprendido del
mismo.
- ¿Cómo voy a regresar ahora a casa? - gimió la joven.
- ¡Oh, Edna! Deja ya de quejarte, por favor... Ya pensaremos en
algo - dijo una de las chicas reanudando su trabajo.
Edna suspiró, poniendo en la máquina otra hoja del papel: «El
deseo le dominaba... Con dedos temblorosos desgarró la frágil tela
que cubría sus senos, forzándola a...»
-¡Maldita sea! Ya me he equivocado - murmuró Edna, buscando
encima de la mesa su goma de borrar.
Sheila cogió su bolso y salió.
Wilbraham Crescent era una fantasía en piedra, obra de un
constructor victoriano, del 1880 y pico. Y adoptaba la forma de una
media luna, hallándose constituida por casas dobles con sus
jardines respectivos, orientadas en sentido contrario. Tal disposición
suponía para las gentes ajenas a la localidad una fuente de
considerables dificultades. Aquellos que llegaban por la parte
exterior eran incapaces de localizar los números bajos y los que
visitaban primero el lado opuesto se quedaban desconcertados al
intentar hallar los altos. Las viviendas ofrecían un aspecto
impecable, digno, contando las fachadas con artísticos adornos. La
modernización apenas las había afectado, esto es, por lo que
afectaba a lo que se veía desde la calle. Las cocinas y los cuartos
de baño habían sido las primeras piezas de aquellas casas que
conocieran los fuertes aires - el vendaval, mejor dicho- , del
cambio.
Nada de particular presentaba la vivienda que ostentaba encima de
la entrada el número 19. Las cortinas de las ventanas veíanse muy
limpias; el tirador de latón de la puerta brillaba; el sendero que
conducía a la entrada principal hallábase bordeado de rosales.
Sheila Webb abrió la primera puerta y después de cubrir la pequeña
distancia que le separaba de la otra, oprimió el botón del timbre.
Nadie contestó a su llamada y tras aguardar prudentemente un


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-269  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados