Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Las manzanas (Agatha Christie)

 

Las manzanas (Agatha Christie) - pág.14

Indice General | Volver

Página 14 de 184


Poirot tomó un sorbo de licor, preparándose para la dura prueba que indudablemente le aguardaba.
-Es una lástima -murmuró-, que Ariadne sea tan aparatosa. Y sin embargo, debo reconocer que se halla en posesión de una mente nada vulgar. ¿Qué tendrá que decirme? Et bien, en la vida hay que correr necesariamente ciertos riesgos.
Sonó un timbre. Esta vez era el de la puerta del piso. La visitante no se limitó a oprimir el botón levemente. El timbrazo duró unos segundos.
-Con seguridad que esta mujer está muy excitada -comentó Poirot.
Oyó los pasos de George al encaminarse a la entrada. La puerta fue abierta y antes de que su servidor tuviese tiempo de anunciar a la visitante, ésta entró precipitadamente en el cuarto de estar, seguida por George, quien llevaba en las manos una prenda parecida a un chubasquero de pescador.
-¿Qué diablos llevaba usted puesto? -inquirió Hércules Poirot-. Acabe de entregar a George su impermeable. Está mojado.
-Claro que está mojado -contestó la señor Oliver alargando ahora al servidor de Poirot su gorro-. Terriblemente mojado. Nunca había pensado en el agua antes. Como tema de una reflexión, el agua es algo tremendo...
Poirot contempló a su visitante con profundo interés.
-¿Quiere usted una limonada? -inquirió cortésmente-. ¿O prefiere un vasito de eau de vie?
-El agua me inspira un odio atroz -declaró la señora Oliver.
Poirot se mostró sorprendido.
-La odio, sí. Nunca había pensado en ello. Nunca había pensado en las cosas a que puede dar lugar.
-Mi querida amiga: siéntese aquí. George se ha hecho cargo ya de lo que llevaba encima... ¿Qué era concretamente esa prenda, que sólo he visto parcialmente?
-La compré en Cornualles -dijo la señora Oliver-. Es un auténtico chubasquero de pescador.
-Muy útil efectivamente, para un pescador -declaró Poirot-, pero creo que resulta poco adecuada para usted. Es molesta, entorpece sus movimientos. Pero, en fin, siéntese aquí y cuénteme.
-No sé por dónde empezar -dijo la señora Oliver dejándose caer en un sillón-. En ocasiones, pienso que no puede ser realmente cierto. Sin embargo, es algo que ha sucedido de veras.
-Veamos...
-He venido aquí para ponerle en antecedentes de todo. Y ahora que me encuentro en su casa, delante de usted, ya se lo he dicho; no sé por dónde empezar...
-¿Tenemos que comenzar necesariamente por el principio?
-Yo ignoro en realidad también dónde radica el principio. Es posible que todo quedara iniciado mucho tiempo atrás.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-184  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados