Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Las aventuras de Johnnie Waverly (Agatha Christie)

 

Las aventuras de Johnnie Waverly (Agatha Christie) - pág.7

Indice General | Volver

Página 7 de 11


Era evidente: la señora Waverly luchaba entre el amor al dinero y sus instintos maternales y, naturalmente, estaban ganando estos últimos.
Poirot detuvo unos momentos a la señora Waverly a espaldas de su esposo.
-Madame, dígame la verdad, por favor. ¿Comparte la confianza que su esposo tiene en el mayordomo Tredwell?
-No tengo nada contra él, señor Poirot. No comprendo de qué modo puede estar mezclado en este asunto, pero..., bueno, nunca me ha gustado..., nunca.
-Otra cosa, madame, ¿puede darme la dirección de la niñera del pequeño?
-Netherall Road 14, Hammersmith. No supondrá usted...
-Yo nunca supongo. Sólo... empleo mis células grises. Y algunas veces..., sólo muy de vez en cuando..., se me ocurre alguna idea.
Poirot acercóse a mí una vez hubo cerrado la puerta.
-De modo que a madame nunca le ha gustado el mayordomo. Eso es interesante, ¿verdad, Hastings?
Decidí no preguntarle nada. Poirot me ha engañado tantas veces que ahora me ando con cuidado. Siempre me tiende alguna trampa.
Después de una toilette bastante complicada salimos en dirección a Netherall Road. Tuvimos la suerte de encontrar en casa a la señorita Jessie Whiters; una agradable joven de unos treinta y cinco años, muy eficiente. No pude imaginármela mezclada en aquel asunto. Estaba resentida por el modo en que había sido despedida, aunque admitiendo que había obrado mal. Estaba prometida a un pintor decorador que casualmente se hallaba en la vecindad de Waverly y corrió a verle en cuanto se le ofreció la ocasión, lo cual resultaba bastante natural. Yo no acababa de comprender a Poirot. Todas sus preguntas me parecieron poco acertadas. Se referían principalmente a la vida cotidiana en Waverly Court. Yo me sentía molesto y me alegré cuando al fin se decidió a marchar.
-Mon ami, secuestrar es un trabajo fácil -observó mientras paraba un taxi en Hammersmith Road para que nos llevara a Waterloo-. Ese niño pudo ser raptado con la mayor tranquilidad cualquier día transcurrido en los últimos tres años.
-No veo que eso nos ayude mucho -observé con frialdad.
-Au contraire, con eso adelantamos muchísimo... Hastings, ya que se empeña en usar alfiler de corbata, por lo menos póngaselo en el centro exacto. En estos momentos lo lleva una dieciseisava parte de una pulgada torcido hacia la derecha.
Waverly Court era una bonita mansión antigua recientemente restaurada con gusto y cuidado. El señor Waverly nos mostró la Cámara del Consejo, la terraza y todos los lugares relacionados con el caso.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados