Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie)

 

La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie) - pág.51

Indice General | Volver

Página 51 de 145


Es una suposición mía nada más; no es que ella me lo dijera, ¿comprenden ustedes?
-Ya comprendo. ¿Qué fue lo que usted pensó?
-Pensé, porque la conocía muy bien, que allí había dinero de por medio. Nada, en realidad, era capaz de entusiarmarle, excepto el dinero. Ella era así. Fue una de las cabezas mejor equilibradas para los negocios. Seguramente no hubiera estado tan animada ni tan alegre si no se hubiese tratado de dinero. Una gran cantidad de dinero, desde luego. Mi impresión fue que había hecho alguna apuesta y que estaba completamente segura de ganarla. Quizá esto no fuera cierto; no intento que crean ustedes que Charlotte solía hacer apuestas. Nunca supe que hubiese hecho ninguna; pero, en fin, sea lo que fuere, estoy segura de que se trataba de dinero.
-¿No se lo dijo a usted?
-No; únicamente me dijo que dentro de poco tiempo me lo explicaría todo. Iba a hacer venir a su hermana de América para reunirse con ella en París; estaba loca por ella. Creo que es una muchacha muy delicada y amante de la música -y miss Driver acabó-: Les he referido todo cuanto sé respecto a Charlotte. ¿Es lo que ustedes querían saber?
Poirot movió afirmativamente la cabeza, al mismo tiempo que decía:
-Sí; confirma mi hipótesis, aunque, la verdad, esperaba algo más. Ya me figuraba yo que habrían recomendado a miss Adams que guardase el secreto, pero confiaba en que, siendo mujer, no hubiera podido contenerse y lo hubiese revelado a su mejor amiga.
-Por mi parte hice cuanto pude por hacerla hablar -dijo Jenny-; pero me dijo, riendo, que ya me lo contaría algún día.
Poirot guardó silencio por un momento; luego dijo:
-¿Conoce usted a lord Edgware?
-¿La víctima de ese asesinato? Lo he leído en un periódico hace media hora.
-Sí. ¿Sabe usted si miss Adams le conocía personalmente?
-No lo creo. Estoy segura de que no. ¡Oh!, espere usted un minuto.
-Lo que usted quiera, señorita -dijo Poirot amablemente.
-¿Cómo fue...? ¿Cómo fue...? -frunció el entrecejo y se apretó las sienes, como tratando de recordar-. ¡Ah, ya lo tengo! Habló una vez de él muy agriamente.
-¿Agriamente?
-Sí; dijo... A ver si lo recuerdo... ¡Ah, sí! «Los hombres como ese no hacen más que arruinar la vida de los que les rodean con su crueldad y falta de comprensión.» Dijo además... ¿Qué dijo, señor? -recordaba de nuevo-.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-145  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados