Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie)

 

La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie) - pág.15

Indice General | Volver

Página 15 de 145


-Eso, desde luego -permaneció unos instantes en silencio y, al fin, dijo-: Dígame: ese perseguidor, esa sombra de usted, ¿qué edad tenía?
-¡Oh!, era muy joven; tendría unos treinta años.
-¡Ah! -dijo Poirot-. Eso es muy interesante.
Le miré asombrado, lo mismo que Bryan. Aquella observación de Poirot estoy seguro de que era tan inexplicable para el actor como para mí. Bryan me interrogó con la mirada Yo moví la cabeza.
-Sí -repitió Poirot-, ese detalle hace el asunto mucho más interesante.
-Acaso fuera más viejo -dijo Bryan, como dudando-, pero no lo creo.
-No. Estoy seguro de que su observación es cierta, míster Martin, y es muy interesante, mucho.
Desconcertado por las enigmáticas palabras de Poirot, Bryan Martin parecía no saber qué decir ni qué hacer. Al fin, se puso a hablar de asuntos triviales.
-Interesante reunión la de la otra noche -dijo-. Jane Wilkinson es la más despótica de las mujeres.
-De una mujer hermosa se puede aguantar todo -repuso Poirot, parpadeando. Si tuviese la nariz respingona, el cutis terroso, el cabello grasiento, no se la soportaría, puede estar seguro.
-Está usted en lo cierto -asintió Martin-. A mí me vuelve loco algunas veces. De todos modos, soy un buen amigo suyo. No creo que en ciertas cosas, ¿comprende usted?; no creo que obre muy cuerdamente.
-Pues a mí, por el contrario, me hizo el efecto de una mujer muy práctica.
-No lo he dicho en este sentido. Ella puede administrar perfectamente sus intereses, y sé que se ha entregado de lleno y con astucia a los negocios, aunque, claro está, no puede decirse que honradamente.
-¡Ah?
-Es, lo que se dice, un ser amoral. Para ella no existe lo justo y lo injusto.
-Recuerdo que usted dijo algo por el estilo la otra noche. Estábamos hablando de crímenes, cuando...
- ¡Ah!,¿sí?
- A mí no me sorprendería que Jane llegase a cometer algún crimen.
-Usted debe de conocerla muy bien -murmuró Poirot, pensativamente--. Han trabajado ustedes mucho tiempo juntos, ¿verdad?
-Sí. La conozco perfectamente y la creo capaz de matar a cualquiera.
-¡Ah! ¿Tiene temperamento pasional?
-Al contrario; es fría como el hielo. Pero si alguien se interpusiese en su camino, lo suprimiría sin la menor vacilación. Según ella, quien se interponga en el camino de Jane Wilkinson debe ser eliminado sin otra solución.
Había una profunda amargura en estas últimas palabras. Yo me pregunté qué le recordarían.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-145  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados