Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie)

 

La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie) - pág.8

Indice General | Volver

Página 8 de 145



-Pues que cogeré un taxi, me llegaré hasta la casa de mi marido y una vez allí le pegaré cinco tiros.
Riendo, salió por una puerta hacia otra habitación en el momento en que Bryan Martin entraba con la americana Charlotte Adams, su acompañante y las otras dos personas que habían cenado con él y Jane Wilkinson. Nos los presentaron como míster y mistress Widburn.
-¡Hola! -dijo Bryan-. ¿Dónde está Jane? Deseo decirle que salí triunfante de la comisión que me encargó.
Jane salió de la alcoba con un lápiz para los labios en una mano.
-¿La has podido traer? ¡Qué estupendo! ¡Oh, miss Adams! Me ha gustado muchísimo su trabajo. ¿Quiere usted entrar, que hablaremos mientras me arreglo?
Charlotte Adams aceptó la invitación. Bryan Martin se dejó caer sobre una silla.
-Bueno, monsieur Poirot -dijo-, ya ha sido convencido por nuestra Jane para que trabaje para ella. Tarde o temprano hubiese usted terminado por ceder. Jane es una mujer que no conoce la palabra «no». Es un carácter interesante -siguió, sacando un cigarrillo-; para ella no hay nada tabú: no tiene el menor sentido moral. Esto no significa, precisamente, que sea inmoral; la verdadera palabra creo que es «amoral». Su vida sólo tiene por objeto lograr todo lo que desea. Estoy seguro de que mataría a cualquiera con la mayor tranquilidad, y creería que se cometía una injusticia si la condenasen a la horca por ello. Lo peor es que la cogerían en seguida, pues no tiene el menor cerebro. Para cometer un crimen, seguramente cogería un taxi, y en cuanto llegase a la casa se anunciaría por su verdadero nombre y dispararía.
-¿Qué le hace creer eso? -murmuró Poirot.
-¿Qué?
-¿La conoce usted bien?
-¡Ya lo creo!
Rió de nuevo, pero me pareció que esta vez en su risa había una nota amarga.
-Jane es una egoísta -dijo mistress Widburn-. Claro está que una actriz debe serlo si quiere hacerse una personalidad.
Poirot no hablaba Tenía la vista clavada en Bryan Martin, mirándole de una manera incomprensible.
En aquel momento Jane salió de la habitación próxima, seguida de Charlotte Adams. Supuse que Jane se había arreglado, aunque me pareció que estaba lo mismo que antes.
La cena transcurrió alegremente, si bien yo notaba que había algo que no entendía.
Jane Wilkinson no tenia la menor sutileza. Era una mujer joven que no sabía ver más de una cosa a la vez.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-145  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados