Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie)

 

La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie) - pág.4

Indice General | Volver

Página 4 de 145


Porque una mujer semejante no ve más que una cosa: su persona. Esas mujeres no se dan cuenta de las penas que existen, de los infinitos dolores que las rodean, de los conflictos de la vida No tienen presente más que sus propias preocupaciones. Y tarde o temprano..., un desastre.
Su apreciación era interesante, y me pregunté por qué no se me había ocurrido a mí pensar en ello.
-¿Y la otra, qué te parece?
-¿Miss Adams? -miró hacia su mesa-. Bien -dijo sonriendo-. ¿Qué quieres que te diga de ella?
-Pues lo que te parece.
-Mon cheri, ¿soy acaso esta noche un echador de la buenaventura, que lee en la palma de la mano el carácter?
-Lo harías mejor que muchos -dije.
-Hermosa fe la que tienes en mí, Hastings; cree que me emociona. Tú sabes, amigo mío, que cada individuo es un oscuro misterio, un laberinto de conflictos, pasiones, deseos y aptitudes. Mais oui, c´est vrai. Uno se forma una idea, hace un juicio; pero de diez veces, nueve está equivocado.
-Pero no Hércules Poirot.
-También Hércules Poirot. Ya sé que piensas que soy un vanidoso; sin embargo, yo te aseguro que soy sumamente humilde. Reí.
-¿Tú, humilde?
-Así es. Menos en lo que se refiere a mi bigote, lo confieso; porque he observado que no hay otro en Londres que se pueda comparar con él.
-Ya puedes estar seguro -dije secamente. Y añadí-: ¿No quieres decirme el juicio que te merece Charlotte Adams?
-Elle est artíste -respondió Poirot sencillamente-. Esto es todo.
-Bueno; pero ¿no sabes si corre también algún peligro?
-Todos lo corremos -dijo Poirot con gravedad-. La desgracia pende siempre sobre nuestras cabezas. Y respecto a tu pregunta
-añadió-, te diré que me parece astuta y algo más. Supongo que te habrás fijado en que es judía, ¿verdad?
No me había fijado; pero al decírmelo él advertí, en efecto, en la artista rasgos de su ascendencia semítica.
-Eso es una ventaja, pero al mismo tiempo es un peligro.
-¿Qué quieres decir? ¿A qué te refieres?
-Al amor al dinero; porque el amor al dinero es lo que hace a veces olvidar la prudencia.
-Eso es general -dije yo.
-Cierto; pero, afortunadamente, a la mayoría de las personas, según por qué medio, no les interesa obtener dinero, mientras que para los judíos lo importante es el dinero, cueste lo que cueste el obtenerlo.
En aquel momento llamaron mi atención las cuatro personas sentadas en la mesa vecina.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-145  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados