Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie)

 

La muerte de Lord Edgware (Agatha Christie)

Indice General | Volver

Página 1 de 145


LA MUERTE DE LORD EDGWARE
Agatha Christie



DRAMATIS PERSONAE

Charlotte ADAMS.
Excelente actriz judía, americana, excepcional imitadora de estrellas.
Lucy ADAMS.
Hermana menor de Charlotte.
ALTON.
Afeminado mayordomo de lord Edgware.
Alice BENNET.
Sirvienta de miss Adams.
CARROLL.
Secretaria de lord Edgware.
Jenny DRIVER.
Dueña de una casa de modas y amiga de actrices y cineastas.
George Marsh, LORD EDGWARE.
Esposo de la Wilkinson, hombre multimillonario y excéntrico.
ELLIS.
Camarera de Jane Wilkinson.
HASTINGS.
Capitán, gran amigo y colaborador de Hércules Poirot.
JAPP.
Inspector de Policía.
JOBSON.
Chófer taxista.
Geraldine MARSH.
Bella hija de lord Edgware.
Ronald MARSH.
Sobrino del citado lord.
Bryan MARTIN.
Uno de los más famosos artistas de cine; hombre apuesto y elegante, con gran partido entre las damas.
MAXON.
Abogado de Jane Wilkinson.
Duque de MERTON
Joven distinguido, culto y rico, deseado por la citada Wilkinson.
Hércules POIROT.
Famoso detective y protagonista de esta novela.
Donald Ross.
Actor bastante conocido y contertulio asiduo de sir Montagu.
Sir Montagu CORNER.
Potentado aristócrata, mecenas cinematográfico.
WIDBURN.
Un matrimonio amigo de la Adams y de sir Montagu.
Jane WILKINSON.
Inteligente actriz norteamericana y bellísima mujer a la que muchos pretenden.



CAPITULO UNO
UNA REPRESENTACIÓN TEATRAL

El público es sumamente olvidadizo. El asesinato de George Alfred Saint Vincent Marsh, cuarto barón de Edgware, que tan intensamente apasionó a la opinión, ha pasado ya al olvido y otros hechos posteriores han acaparado su interés.
Debo confesar que por expreso deseo de mi amigo Hércules Poirot no figuró su nombre en el suceso, ya que si intervino en él no fue por su propia voluntad. Los laureles, por tanto, se los llevaron los demás, como él quería, pues, desde su punto de vista, aquello constituyó uno de sus fracasos, ya que si consiguió ponerse, por fin, sobre la verdadera pista del criminal fue debido a sorprender en la calle cierta conversación que sostenían dos desconocidos.
De todos modos, lo cierto es que él fue quien descubrió al asesino.
Mi opinión personal coincide con la de mi amigo en que, aun no habiendo sido descubierto el culpable, es muy improbable que el crimen le hubiese servido a éste para lograr sus propósitos.
Y ahora creo que ha llegado el momento de explicar cuanto sé del suceso, diciendo también que al relatarlo cumplo los deseos de una de las mujeres más hermosas que he conocido.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-145  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Cursos Gratis
Psicología
Biografías
Canales de TV Online

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados